General

Los mejores consejos para reparar cerámica rota

Si tienes algún objeto de cerámica al que le tienes especial cariño y se ha roto, no te preocupes, porque es posible repararlo. Con un poco de paciencia y el pegamento correcto será pan comido. Para reparar piezas de cerámica tan solo necesitas unir los trozos que se han partido.

Si consigues pegar correctamente las piezas de cerámica podrás disfrutar de nuevo de ese objeto con total tranquilidad. Un adhesivo de calidad te ofrece una gran durabilidad, pero es importante encontrar el que mejor se adapte a las características de la pieza.

Si quieres ponerte manos a la obra y arreglar la cerámica que tienes rota, en este artículo vamos a darte las indicaciones que necesitas para conseguirlo. Toma nota de estos pasos.

Recomendaciones para reparar cerámica paso a paso

Conseguir que tu cerámica quede como nueva solo requiere de una reparación en pocos pasos. No hace falta que tengas experiencia previa ni conocimientos específicos para que lo hagas correctamente.

Busca un sitio cómodo

Escoge una estancia de la vivienda en la que puedas trabajar sin interrupciones y donde tengas una mesa para colocar todo lo que necesitas. También es importante buscar una habitación con ventanas para que esté bien ventilada.

Toma precauciones

Para protegerte mientras reparas la cerámica te recomendamos que uses guantes. De esta manera evitarás que el pegamento entre en contacto con tu piel o hacerte daño con algún filo cortante. También es recomendable que tengas a mano un lavabo con agua, jabón y toallas para asearte.

Limpia las piezas

Cuando lo tengas todo listo, comienza por limpiar todos los trozos de cerámica que necesitas juntar de nuevo. Asegúrate de que quitas cualquier exceso de polvo que pueda impedir que las piezas se peguen por completo.

Haz una prueba

Una vez que hayas hecho el paso anterior, únelos sin echar el pegamento y comprueba que encajan perfectamente. Presta atención a la posición de cada una de las piezas y ponlas sobre la mesa de trabajo de la misma forma que la vas a colocar. Así te será más rápido y sencillo colocarlas cuando ya tengan el pegamento en su superficie.

Moldea el adhesivo

Uno de los mejores pegamentos que puedes usar es la masilla adhesiva. Tan solo tienes que moldearla con los dedos para que sus dos componentes se mezclen. Este producto es muy práctico, ya que te permite pegar piezas de cerámica y rellenar grietas. Si tienes alguna duda, lee con detenimiento las instrucciones del fabricante.

Aplica el pegamento

Coge el adhesivo y ponlo en la zona de la pieza de cerámica que quieres unir. Hay pegamentos con boquillas aplicadoras que te permiten que lo coloques únicamente en la parte que necesitas, sin riesgo de salpicaduras. En el caso de la masilla, al ser de una textura más densa, no tendrás el riesgo de que se derrame.

Une las piezas

Después de aplicar el adhesivo tan solo tienes que colocar las piezas en su lugar correspondiente. Ejerce una ligera presión entre ambas hasta que notes que el pegamento se ha secado. En algunos casos será necesario que las mantengas unidas con cinta para que no se despeguen.

Retira el exceso

Una vez que el pegamento se haya secado puedes encontrar restos de adhesivo que sobresalen. Para eliminarlo, lija con mucha suavidad hasta que no quede ningún residuo.

Pinta si lo necesitas

Este tipo de adhesivos permiten un acabado uniforme, por lo que una vez que repares el objeto puedes darle una capa de pintura. Para ello también tienes que escoger un tipo de pintura que sea apto para este material, de esta manera obtendrás los mejores resultados. Esto es especialmente útil en objetos de artesanía.

¿Qué son los adhesivos cerámicos?

Los pegamentos para cerámica están fabricados con unos componentes específicos para unir este material. Existe una gran variedad en el mercado, por lo que puede ser complicado elegir uno.

Para escoger el más adecuado debes fijarte en que sea apto para las características de la cerámica, un material poroso. En el caso de que quieras unir piezas a las que le falte algún fragmento, lo mejor es que elijas uno que también pueda servir de relleno.

Otra cuestión importante es que no es lo mismo pegar varias piezas de cerámica entre sí que unir este material con otros diferentes. En este caso, lo mejor es que te fijes en que el pegamento, además de pegar cerámica, también sirva para otros materiales.

Los objetos de cerámica que están en contacto con algún tipo de alimentos deben ser reparados con un pegamento apto para este fin, ya que debe contar con una serie de requisitos específicos.

Ahora que sabes cómo restaurar tus objetos de cerámica rotos, no dudes en arreglarlos. Podrás unir las piezas con los sencillos pasos que te hemos explicado. Recuerda que una de las cosas más importantes a la hora de arreglar tu cerámica rota es encontrar un pegamento de alta calidad.