América del NorteComercio

Trump cuenta con 90 días para restringir importaciones de acero por seguridad

pleca

El Departamento de Comercio envió los resultados de su investigación de seguridad nacional a las importaciones de acero a la Casa Blanca el jueves por la noche, con lo que el presidente Donald Trump deberá tomar una decisión sobre si se imponen cuotas o aranceles dentro de los próximos 90 días.

“La Casa Blanca recibió el informe de Comercio”, dijo el subsecretario de prensa de la Casa Blanca, Lindsay Walters. “El presidente tiene 90 días para tomar su decisión y anunciaremos esa decisión en el momento apropiado”.

La investigación se realizó bajo la Sección 232 de la Ley de Expansión Comercial de 1962, una provisión que rara vez se utiliza.

El gobierno de Estados Unidos no ha hecho uso de la Ley de Expansión Comercial para imponer restricciones o sanciones arancelarias a las importaciones desde la creación de la Organización Mundial del Comercio (OMC), contraria a ese tipo de medidas.

En 2016, Estados Unidos importó hierro y acero por 22,509 millones de dólares, con Canadá como su primer proveedor (4,235 millones de dólares), seguido por Brasil (2,208 millones), Corea del Sur (1,833 millones), México (1,480 millones) y Rusia (1,363 millones).

Adicionalmente, Estados Unidos importó manufacturas de hierro y acero en el año pasado por 33,613 millones de dólares. China fue el mayor suministrador de estos productos, con 11,315 millones de dólares, mientras que las siguientes posiciones fueron ocupadas por México (3,988 millones), Canadá (3,467 millones), Taiwán (2,379 millones) y Japón (1,837 millones).

La investigación consideró “la producción y la capacidad, la fuerza de trabajo, la inversión, la investigación y el desarrollo y otros factores para determinar si las importaciones de acero amenazan la seguridad estadounidense”.

Hay tres opciones para restringir las importaciones si el departamento encuentra una amenaza a la seguridad nacional: aranceles, cuotas o una combinación de ambos, conocida como cuota de tarifa.

Ni la Casa Blanca ni el Departamento de Comercio confirmaron que el informe descubrió una amenaza a la seguridad nacional, pero el hecho de que la investigación haya entrado ahora en una fase de decisión presidencial parece sugerir que sí lo hizo.

Si el secretario de Comercio, Wilbur Ross, concluyó que las importaciones de acero “amenazan con perjudicar la seguridad nacional”, el Presidente tendrá 90 días para determinar si está de acuerdo y consecuentemente tomará medidas para “ajustar las importaciones de un artículo y sus derivados”, o hacer movimientos no relacionados con el comercio. Dichas acciones deben tomarse a más tardar 15 días después de que el Presidente ratifique que se justifica una respuesta.

Trump debe presentar una declaración escrita al Congreso describiendo las razones detrás de la decisión.

Tags
Show More

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!
Close
A %d blogueros les gusta esto: