Industria

Carestía de semiconductores por gas neón y Ucrania

La carestía de semiconductores a nivel mundial se agudizó por la invasión de Rusia a Ucrania (gran productor de gas neón), según un informe de la Reserva Federal de Estados Unidos.

Los precios de varias materias primas que son vitales para algunas industrias manufactureras se dispararon en los primeros días del conflicto, como el gas neón (un insumo para la producción de chips semiconductores), el paladio (un insumo para los semiconductores y los convertidores catalíticos), el níquel (un insumo para las baterías de los vehículos eléctricos) y el platino. Ucrania suministra 50% de neón refinado en el mundo

Aun así, se han producido aumentos en la producción estadounidense de vehículos de motor, mientras que el suministro de semiconductores se ha recuperado un poco.

U.S. light motor vehicle production

Además, de acuerdo con la Reserva Federal, los resultados de una encuesta sugieren que los plazos de entrega de los proveedores son más cortos y que las carteras de pedidos son menores que a finales de 2021.

A pesar de estas mejoras, los retrasos y los plazos de entrega del sector siguen siendo elevados, y los ensamblajes de vehículos ligeros siguen estando un poco por debajo de los niveles anteriores a la pandemia, y los bajos inventarios de los distribuidores siguen limitando las ventas.

Carestía de semiconductores

En Estados Unidos, los cuellos de botella en la cadena de suministro siguen siendo un gran impedimento para las empresas nacionales y extranjeras. Aunque los fabricantes estadounidenses llevan más de un año registrando un sólido crecimiento de la producción, los retrasos en los pedidos y los plazos de entrega siguen siendo elevados, y los precios de producción han aumentado rápidamente.

Existen otros riesgos para las cadenas de suministro mundiales. En China, los cierres por Covid-19 provocaron los mayores descensos mensuales de la producción industrial desde principios de 2020, al tiempo que interrumpieron el transporte de mercancías interno e internacional.

Asimismo, la guerra en Ucrania sigue presionando al alza los precios de la energía y los alimentos y ha aumentado el riesgo de interrupción del suministro de insumos a algunas industrias manufactureras.

Los cuellos de botella en la producción y el transporte mundiales siguen siendo un gran impedimento para las empresas nacionales y extranjeras.

La invasión de Ucrania por parte de Rusia y los bloqueos generalizados del Covid-19 en China han exacerbado las tensiones en las redes de suministro mundiales y han provocado una mayor incertidumbre sobre el momento en que mejorarán las condiciones de suministro.

A pesar de estas turbulencias en la red de suministro mundial, los fabricantes estadounidenses llevan más de un año registrando un sólido crecimiento de la producción.

 

Redacción Opportimes

Publicidad
Mostrar más
Botón volver arriba