América del NorteComercio

USTR: regulaciones ambientales de T-MEC desafían a México

Las regulaciones ambientales del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) representan un “desafío persistente” para México, concluyó la Representación Comercial de la Casa Blanca (USTR) en un informe.

Entre esos desafíos está la pesca sostenible, destacando el caso de la totoaba y la vaquita marina, y la construcción del Tren Maya.

Durante el segundo año desde la entrada en vigor del T-MEC, las Partes han seguido avanzando en la aplicación de las obligaciones medioambientales de este tratado.

Estados Unidos, utilizando un enfoque de todo el gobierno, llevó a cabo su mandato de supervisión y aplicación del medio ambiente en virtud de la Ley de Implementación del T-MEC (Ley); implementó esfuerzos en virtud de las autoridades de la sección 815; utilizó las herramientas de aplicación del comercio previstas en el T-MEC y la Ley; y reforzó sus capacidades mediante la aplicación de los créditos suplementarios del T-MEC.

También Estados Unidos inició las primeras consultas sobre medio ambiente en virtud del artículo 24.29 del T-MEC para abordar las preocupaciones sobre la eficacia de la aplicación de las leyes ambientales de México y el cumplimiento de las regulaciones ambientales del T-MEC con respecto a la pesca ilegal, la conservación y protección de la vaquita marina y el tráfico de totoaba.

Regulaciones ambientales

México siguió centrando sus esfuerzos de aplicación en la modificación y adopción de nuevas medidas legales.

Sin embargo, la USTR indicó que a pesar de que el marco legal y reglamentario de México es cada vez más sólido, la aplicación efectiva de las leyes ambientales y el cumplimiento de las obligaciones ambientales del T-MEC presentan un desafío persistente, especialmente con respecto a los compromisos relacionados con la gestión de la pesca sostenible, la conservación de las especies marinas y la pesca ilegal y el comercio de vida silvestre.

Obligaciones en el tratado

También Canadá ha progresado en su aplicación de las obligaciones medioambientales del T-MEC, entre otras cosas, mediante importantes inversiones en la mitigación del cambio climático y la adaptación al mismo, la conservación de los océanos, la protección y conservación de las especies en peligro y la reducción de la contaminación.

Canadá ha mantenido sus esfuerzos para proteger los NARW y se están realizando esfuerzos para abordar los efluentes de la minería del carbón en las aguas transfronterizas y la contaminación de las arenas bituminosas.

Estados Unidos seguirá cumpliendo su mandato de supervisión y aplicación, especialmente en relación con las áreas temáticas destacadas anteriormente, y adoptará medidas firmes para colmar las lagunas en las medidas de aplicación, reforzar los esfuerzos en curso y cooperar con los gobiernos de México y Canadá para reforzar la creación de capacidades y los esfuerzos de cumplimiento con respecto a los compromisos medioambientales del T-MEC.

Sobre el tren maya, la USTR dijo que están dando seguimiento a procesos jurídicos.

“El proyecto del Tren Maya es uno de los mayores proyectos en marcha que podría tener importantes implicaciones para los compromisos de México en el T-MEC relacionados con los niveles de protección ambiental y las evaluaciones de impacto ambiental”, dijo.

 

Redacción Opportimes

Publicidad
Mostrar más
Botón volver arriba