General

Transporte mundial muestra resistencia a la guerra en Ucrania

El sistema de transporte mundial ha demostrado ser mayormente resistente a la guerra, con signos de mayor tensión sólo en un par de sectores, indicó la Reserva Federal de Estados Unidos.

Los precios de los fletamentos de los petroleros se dispararon, impulsados por el aumento de la demanda a medida que el petróleo empezó a trasladarse a nuevos mercados, mientras que los precios del transporte por camión subieron aún más, como consecuencia del aumento de los costes del gasóleo.

En general, la invasión de Ucrania por parte de Rusia está causando dificultades económicas.

Por ejemplo, el conflicto ha perturbado los mercados mundiales de productos básicos, en los que Ucrania y Rusia representan una parte importante de las exportaciones mundiales.

En específico, los precios de la energía se han disparado, ya que las crecientes tensiones geopolíticas han puesto en peligro el suministro de petróleo y gas ruso a Europa.

De hecho, las exportaciones rusas de energía ya han disminuido debido a los embargos sobre el petróleo ruso, la autosanción de algunas empresas, las dificultades de transporte y la decisión de Rusia de interrumpir el suministro de gas a varios países europeos.

Los precios de varias materias primas que no son combustibles y que son vitales para algunas industrias manufactureras se dispararon en los primeros días del conflicto, como el gas neón (un insumo para la producción de chips semiconductores), el paladio (un insumo para los semiconductores y los convertidores catalíticos), el níquel (un insumo para las baterías de los vehículos eléctricos) y el platino.

Transporte mundial

Sin embargo, los precios han retrocedido desde entonces hasta niveles cercanos a los de antes de la invasión, ya que hasta ahora no se han materializado las grandes perturbaciones.

Por último, el bloqueo de las rutas marítimas en el Mar Negro ha cortado las exportaciones agrícolas de la región, perturbando los mercados mundiales de alimentos.

Como consecuencia, los precios del maíz, el trigo, el aceite de girasol y los fertilizantes han alcanzado niveles récord, lo que ha hecho temer por la inseguridad alimentaria en todo el mundo.

Para agravar aún más la situación, varios países han prohibido la exportación de algunos productos alimentarios para contener el aumento de los precios internos.

Hasta ahora, la guerra parece haber tenido efectos más limitados en otros aspectos de las cadenas de suministro mundiales.

El efecto sobre los plazos de entrega de los proveedores en toda Europa ha sido escaso, lo que sugiere que las repercusiones para los fabricantes de la región han sido relativamente modestas hasta el momento, aparte de los cambios en los precios de las materias primas

Los cuellos de botella en la producción y el transporte mundial siguen siendo un gran impedimento para las empresas estadounidenses y extranjeras.

La invasión de Ucrania por parte de Rusia y los bloqueos generalizados del Covid-19 en China han exacerbado las tensiones en las redes de suministro mundiales y han provocado una mayor incertidumbre sobre el momento en que mejorarán las condiciones de suministro.

A pesar de estas turbulencias en la red de suministro mundial, los fabricantes estadounidenses llevan más de un año registrando un sólido crecimiento de la producción.

 

Redacción Opportimes

Publicidad
Mostrar más
Botón volver arriba