Automotriz

Sube demanda de vehículos eléctricos de baja velocidad

Market Study Report proyecta que en cinco años el mercado vehículos eléctricos de baja velocidad (VEBV) registre una tasa de crecimiento anual compuesta de 10.8% en términos de ingresos.

Así, espera el tamaño del mercado global alcance los 8,900 millones de dólares para 2024, por encima de los 4,800 millones en 2019.

Un segmento del mercado de vehículos eléctricos, los VEBV, que son los vehículos de baja velocidad, pero que no pueden funcionar con gasolina o diésel, se están volviendo cada vez más populares como opciones ecológicas para consumidores y entidades comerciales.

Los VEBV funcionan con motores eléctricos alimentados por una variedad de baterías diferentes, como iones de litio, sal fundida, zinc-aire y varios diseños a base de níquel.

En 2017, el mercado global de vehículos eléctricos de baja velocidad se valoró en aproximadamente 2,400 millones de dólares, según Allied Market Research, y las ventas globales de esos vehículos solo han seguido creciendo en los últimos dos años, y se espera que las ventas alcancen 1.5 millones de unidades en 2021.

Vehículos eléctricos

Según la empresa AYRO, tendencias como las regulaciones gubernamentales cada vez más estrictas destinadas a reducir las emisiones de los vehículos, el crecimiento de la población urbana y la presión social para adoptar estilos de vida sostenibles crean una demanda de métodos de transporte más ecológica y económicamente sostenibles.

Esta demanda continúa impulsando los avances tecnológicos y el crecimiento del mercado de los VEBV.

En particular, la expansión de las reglas y regulaciones que rigen las emisiones de los vehículos ha contribuido al crecimiento del mercado de los VEBV.

Por ejemplo, Estados Unidos, Alemania, Francia y China han implementado leyes y regulaciones estrictas que rigen las emisiones vehiculares, lo que requiere que los fabricantes de automóviles utilicen tecnologías avanzadas para combatir los altos niveles de emisiones en los vehículos.

Para incentivar el uso de energía limpia, muchos gobiernos están instituyendo cada vez más incentivos sustanciales para que los consumidores compren vehículos eléctricos, tales como:

  • Créditos, rebajas y exenciones fiscales; tarifas reducidas de registro de vehículos.
  • Tarifas reducidas de servicios públicos.
  • Incentivos de estacionamiento.

Además, los gobiernos están estableciendo puntos de referencia de infraestructura para respaldar el crecimiento de la industria de vehículos eléctricos.

Caso exitoso

AYRO destacó un excelente ejemplo de la participación del gobierno en el desarrollo de la industria de vehículos eléctrico. Se trata de un proyecto de ley reciente de Nueva Jersey, que apunta a tener 330,000 vehículos eléctricos en las carreteras estatales para fines de 2024 y un total de 2.0 millones para 2035.

Para facilitar este objetivo, el proyecto de ley exige el estado tendría 400 estaciones de carga rápida y otras 1,000 estaciones de carga lenta, ambas para 2025.

El 30% de todos los desarrollos de apartamentos, condominios y casas adosadas en Nueva Jersey necesitarían tener cargadores para 2030, mientras que la mitad de todos los hoteles de franquicia necesitarían tener cargadores para el año 2050.

 

Redacción Opportimes

Publicidad
Mostrar más
Botón volver arriba