Automotriz

Servicios financieros de Toyota crecen 7.5%

Los ingresos por ventas de Toyota procedentes de sus operaciones de servicios financieros fueron de 2 billones 324.000 millones de yenes en el ejercicio 2022, un aumento de 7.5% interanual.

Aunque hubo factores negativos en el ejercicio 2022, como la escasa oferta mundial de semiconductores en relación con la demanda, las limitaciones de la oferta de automóviles nuevos debido al impacto de Covid-19, y el aumento de la competencia con otras instituciones financieras, el negocio de Toyota experimentó un crecimiento constante debido principalmente al saldo acumulado de activos rentables.

Esto último fue resultado de la mejora de la financiación de vehículos usados, el aumento de los precios de los vehículos usados en Estados Unidos y otras regiones, la reducción de los tipos de interés en todo el mundo y otras medidas.

Los ingresos por ventas de Toyota procedentes de sus operaciones de servicios financieros fueron de 2 billones 162,200 millones de yenes en el ejercicio 2021 y 2 billones 193,100 millones de yenes en el ejercicio 2020.

En estas circunstancias, gracias a la continua colaboración de Toyota con los concesionarios de varios países y regiones y a los esfuerzos por ampliar los productos y servicios que satisfacen las necesidades de los clientes, la cuota de Toyota en la financiación de las ventas de vehículos nuevos de Toyota y Lexus en las regiones en las que opera Toyota Financial Services Corporation se mantuvo en un nivel elevado, de aproximadamente 30%, y el saldo de activos rentables siguió aumentando de forma constante, con la excepción de algunos países.

Servicios financieros

Además, Toyota se está esforzando por ofrecer tanto a sus clientes como a los concesionarios unos servicios financieros estables mediante la diversificación de sus métodos de financiación en los últimos años, como la emisión de bonos verdes, además de utilizar los medios ya existentes como papel comercial, bonos corporativos, préstamos bancarios, ABCP (papel comercial respaldado por activos) y ABS (valores respaldados por activos).

Asimismo, Toyota siguió realizando evaluaciones crediticias detalladas y atendiendo a los clientes mediante el control de la morosidad y las prórrogas de los préstamos, y el porcentaje de pérdidas crediticias se mantuvo bajo, en 0.23 y 0.17% en los ejercicios 2021 y 2022, respectivamente.

Toyota sigue trabajando para mejorar sus medidas de gestión de riesgos en relación con los riesgos de crédito y valor residual.

 

Redacción Opportimes

Publicidad
Mostrar más
Botón volver arriba