Industria

Semiconductores, Apple y la industria automotriz

La empresa Apple tuvo una mejor estrategia para garantizar el suministro de chips semiconductores en comparación con la industria automotriz, de acuerdo con un informe de la Casa Blanca.

El informe explica en parte cómo ocurrió el gran problema mundial de carestía de semiconductores y la manera en que afectó sobre todo al sector automotriz.

En los párrafos abajo, la Casa Blanca así se refiere a lo sucedido.

Si bien los semiconductores se convirtieron en la clave para el funcionamiento de los vehículos modernos hace más de una década, muchos fabricantes de automóviles no comenzaron a comunicarse directamente con los fabricantes de semiconductores hasta fines de 2021.

Más bien, compraron chips de manera indirecta, a través de distribuidores o proveedores de primer nivel, y no se comprometieron a compras con más de unas pocas semanas de antelación.

Por lo tanto, aunque sus planes de productos incluían un uso más intensivo de semiconductores en vehículos futuros, los fabricantes de automóviles no habían señalado de manera creíble esta intención a los fabricantes.

Sin este compromiso, los fabricantes de semiconductores no estaban dispuestos a construir nuevas fábricas para chips de grado automotriz, ya que las fábricas deben mantener una utilización de capacidad muy alta para ser rentables.

Además, no dedicaron recursos a innovar en las dimensiones importantes para los fabricantes de automóviles, como costos reducidos y mayor confiabilidad.

Por el contrario, Apple ha pagado durante mucho tiempo para reservar capacidad por adelantado en las fábricas y ha trabajado con fabricantes de semiconductores y empresas de diseño para innovar en las dimensiones importantes para ellos: velocidad y potencia.

Semiconductores

Finalmente, el subsidio generalizado del gobierno internacional a las industrias manufactureras ha reducido los precios que las empresas líderes pagan por los insumos y ha orientado a la industria nacional de muchas naciones hacia la participación en la cadena de suministro global.

Por ejemplo, en las últimas décadas, el Instituto de Investigación de Tecnología Industrial de Taiwán ha facilitado las relaciones entre los jóvenes fabricantes nacionales de semiconductores y los compradores multinacionales.

El instituto ayudó a organizar dos empresas, Taiwan Semiconductor Manufacturing Company y United Microelectronics Corporation, y les otorgó propiedad intelectual.

Para 2020, estas dos empresas representaron 60% de los ingresos mundiales por semiconductores.

Taiwán y China han subsidiado ampliamente sus industrias de semiconductores, con subsidios que a menudo se acercan a casi 30% de los ingresos de una empresa, según el Departamento de Defensa de Estados Unidos.

 

Redacción Opportimes

Publicidad
Mostrar más
Botón volver arriba