Inversiones

Proyectos greenfield en electrónica crecen en el mundo

Tras un descenso de dos dígitos en 2020, los proyectos greenfield anunciados en electrónica y equipos eléctricos experimentaron un notable aumento del 156% en 2021.

Estos proyectos fueron duramente afectados durante el primer año de la pandemia por los problemas de la cadena de suministro.

Announced green­field projects, by sector and selected industries, 2020–2021

Entre los sectores con mejores resultados en 2021 se encuentran algunas industrias típicas de gran intensidad de cadenas globales de valor, como la electrónica y la automoción, que se vieron muy afectadas durante el primer año de la pandemia.

De acuerdo con datos de la Conferencia de Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD), los valores anunciados en el sector de la electrónica y el equipamiento eléctrico se duplicaron con creces hasta alcanzar los 120,000 millones de dólares.

Más que nada, el auge de la demanda de microchips impulsó a los productores a iniciar varios megaproyectos de inversión.

Los dos mayores acuerdos anunciados en 2021 fueron en semiconductores: Intel (Estados Unidos) pretende construir una planta de semiconductores en Alemania por 19,000 millones de dólares y Samsung (República de Corea) planea construir una fábrica de semiconductores en Estados Unidos por 17,000 millones de dólares.

También se anunciaron otros grandes proyectos en componentes electrónicos; por ejemplo, Risen Energy (China) invertirá 10,000 millones de dólares en una nueva planta de producción en Malasia para fabricar módulos fotovoltaicos de alta eficiencia.

Proyectos greenfield

Los incentivos fiscales que se dirigen específicamente a las industrias manufactureras se han diseñado, en su mayoría, para aplicarse horizontalmente a todas las actividades manufactureras (79 por ciento).

El balance revela una parte sustancial de incentivos dirigidos a la fabricación de equipos de transporte (44%), la producción de equipos informáticos y electrónicos (33%) y la producción de productos farmacéuticos (22 por ciento).

Si se enfoca solo en los incentivos fiscales dirigidos específicamente a los servicios, 73% se aplica a todo el sector.

El resto refleja una política centrada en las tecnologías de la información (32%), el turismo (27%) y el transporte (22 por ciento).

A nivel global, la IED mundial experimentó una fuerte recuperación en 2021, ya que las entradas totales de IED aumentaron 64.3% respecto a 2020 y superaron los niveles anteriores a la pandemia de 2019 al alcanzar los 1.6 billones de dólares.

Las entradas de IED en las economías desarrolladas impulsaron la recuperación, creciendo más del 133,6% desde 2020.

Mientras tanto, las inversiones en proyectos nuevos en los sectores de la construcción, los productos farmacéuticos y la información y las comunicaciones también registraron un crecimiento significativo superior al 20 por ciento.

 

Redacción Opportimes

Publicidad
Mostrar más
Botón volver arriba