Mercados

Prosperidad común en China: reducción de desigualdad de ingresos

Aunque el concepto de “prosperidad común” en China sigue sin estar bien definido, implica una mayor atención a la reducción de la desigualdad de ingresos.

Al respecto, la empresa Nomura Holdings considera que el crecimiento económico de China se ralentizó, en parte debido a los frenos a la producción ejecutados en aras de acelerar el ritmo de la descarbonización y el endurecimiento de los controles y regulaciones en el marco del impulso de la “prosperidad común” de China.

Por su parte, The Mainstay Funds evalúa que uno de los retos de China es la política de prosperidad común, destinada a desapalancar y reestructurar a los agentes privados de múltiples sectores.

Una reunión de agosto de 2021 de la Comisión Central de Asuntos Financieros y Económicos, el máximo órgano de deliberación económica del PCCh, señaló un mayor escrutinio de los chinos ricos y de las empresas.

Prosperidad común

En el ámbito de la tecnología, The Advisors’ Inner Circle Fund III expuso que la empresa china de Internet Tencent ha obtenido malos resultados.

Algunas partes del negocio de Tencent, añadió, siguen sometidas a una gran presión, pero la principal razón del bajo rendimiento fue el programa de regulación “Prosperidad común”, que siguió generando preocupación por las nuevas normativas y las posibles multas.

A pesar de ello, las acciones terminaron muy por encima de sus mínimos, animadas por los comentarios del gobierno chino de que tomaría medidas para apoyar su economía y sus mercados financieros.

También aumentaron las especulaciones sobre una relajación de las medidas de restricción en los sectores relacionados con la tecnología, lo que apoyó a varias empresas chinas.

De cara al futuro, Mirae Asset Discovery Funds es cautelosamente optimista sobre las perspectivas de la renta variable de los mercados emergentes, especialmente en comparación con otras clases de activos.

Aunque China sigue sufriendo el bloqueo de la política de cero-Covid, el gobierno ha atenuado la retórica reguladora, ha aumentado el crédito al consumo, ha suavizado la política monetaria y ha incrementado el gasto fiscal; todo ello debería traducirse en una importante demanda reprimida para una próxima reapertura.

Para 2025, se espera que los mercados emergentes cuenten con 3,200 millones de consumidores de clase media, frente a los 77 millones de “baby boomers” de Estados Unidos.

Esta tendencia debería estar especialmente respaldada por el impulso de China a la “prosperidad común”, según Mirae Asset Discovery Funds.

 

Redacción Opportimes

Publicidad
Mostrar más
Botón volver arriba