Global

Precios de materias primas siguen en aumento

Como consecuencia adicional de la fuerte recuperación y el desequilibrio actual entre la oferta y la demanda, los precios de las materias primas se dispararon en 2021, y aún continúan altos.

Los precios de muchas materias primas, que han batido récords o alcanzado máximos de varios años, siguen aumentando actualmente.

“Este es el caso de los alimentos, la madera, los metales (aunque los precios del acero han retrocedido ligeramente en las últimas semanas debido a la ralentización del sector inmobiliario chino) y la energía”, ejemplificó la aseguradora de crédito Coface.

Presente en más de 200 países, la Coface es líder mundial en seguros de crédito y un reconocido experto en riesgos comerciales.

Si bien las preocupaciones giran más en torno al suministro de gas natural -con precios que se mantienen muy altos en Europa y Asia– que al petróleo crudo, este último alcanzó un máximo de siete años a fines de enero (a 91 dólares por barril de Brent).

Además, la volatilidad de los precios de la energía se ve exacerbada por las tensiones geopolíticas en las fronteras entre Ucrania y Rusia.

Los exportadores de materias primas seguirán beneficiándose de este entorno particularmente favorable. Por lo tanto, se espera que la región del Golfo registre un fuerte crecimiento en 2022.

Materias primas

La eliminación gradual de las cuotas de producción de petróleo de la OPEP+ también será un motor de crecimiento.

Desde la perspectiva de la Coface, grandes eventos como Dubai Expo (que se llevará a cabo hasta marzo de 2022) y la Copa del Mundo en Qatar (programada para realizarse entre noviembre y diciembre de 2022) tendrán un impacto positivo en sectores como el turismo, la construcción y las ventas minoristas.

Por otro lado, la mejora de las relaciones entre los propios países árabes y con Israel representaría nuevas oportunidades de inversión y comercio para la región en su conjunto.

Aunque una mayor actividad económica y precios de la energía ayudarán a reducir los déficits presupuestarios, la Coface prevé que los países del Golfo seguirán políticas fiscales prudentes para contener los niveles de deuda. Esto pesaría sobre el ritmo de expansión del consumo privado y de las inversiones

Si bien los efectos directos de la pandemia en las economías están disminuyendo con cada ola adicional, y que el choque se concentra en sectores afectados por restricciones como el transporte aéreo, el turismo y la hotelería, la aparición de la variante Omicron aún está generando importantes impactos indirectos.

Debido a la fuerte reacción de los gobiernos de algunos países que son fundamentales en las cadenas de suministro globales, especialmente China, donde se impusieron reglas de cuarentena más estrictas y cierres parciales en varias ciudades portuarias, se espera que las interrupciones actuales y la escasez de materiales duren aún más.

Como resultado, las dificultades de suministro alcanzaron niveles récord este invierno en Estados Unidos y Europa, tanto en la industria como en el sector de la construcción.

En consecuencia, la Coface redujo sus previsiones de PIB para 2022 para varios países de Europa, así como para Estados Unidos y China.

 

Redacción Opportimes

Publicidad
Mostrar más
Botón volver arriba