Inversiones

México negocia acuerdos de inversión con China y Suiza

[if swift]>SWIFT_PERFORMACE_OB_CONFLICT

México mantiene negociaciones para pactar acuerdos de inversión con China y Suiza por separado, de acuerdo con la Secretaría de Economía de México.

En general, México compite por la inversión extranjera con muchos otros países, incluida China y las naciones de Europa central y oriental.

En 2021, México inició los procesos de modernización de sus Acuerdos para la Protección y Promoción Recíproca de Inversiones (APPRI) con China y Suiza.

Hasta ahora, el APPRI suscrito por México y Hong Kong el 16 de junio de 2021 es el último de los 30 acuerdos de inversión recíprocos de México con otros países y busca promover la cooperación económica otorgando un trato no discriminatorio a sus inversionistas, permitiendo la libre transferencia de capital, brindando acceso al arbitraje internacional para resolver disputas y otorgando indemnizaciones en caso de expropiación.

Al respecto, el gobierno mexicano cree que podrá mantener un acceso continuo a la inversión extranjera debido a la mayor competitividad y productividad de la economía de México.

Acuerdos de inversión

La Ley de Inversión Extranjera de México establece un marco legal diseñado para fomentar la inversión extranjera en el país y para imponer ciertas restricciones limitadas a la inversión extranjera en México.

Por ejemplo, la Ley de Inversión Extranjera permite a los inversionistas extranjeros poseer 100% del capital social de una empresa mexicana si se cumplen ciertas condiciones.

También la Ley de Inversión Extranjera detalla qué actividades económicas están reservadas exclusivamente al gobierno o a los inversionistas mexicanos.

Al mismo tiempo, delinea ciertas actividades en las que la inversión extranjera no puede exceder el 10, 25, 30 o 49% de la inversión total sin la aprobación de la Comisión de Inversiones Extranjeras.

Además, la Ley de Inversión Extranjera permite a los inversionistas extranjeros comprar valores, conocidos como certificados ordinarios de participación, basados ​​en valores de renta variable emitidos por sociedades mexicanas y negociados en la Bolsa Mexicana de Valores que de otro modo estarían restringidos a inversionistas mexicanos, siempre que se cumplan ciertas condiciones.

Con la autorización de la Secretaría de Economía, los bancos mexicanos podrán constituir fideicomisos de inversión, actuando los bancos como fideicomisarios para comprar estos valores de capital restringido en nombre de inversionistas extranjeros.

Estos fideicomisos, a su vez, emiten certificados ordinarios de participación, los cuales sólo otorgan derechos económicos a sus tenedores, que pueden ser adquiridos por inversionistas extranjeros. Todos y cada uno de los derechos de voto son ejercitables únicamente por el fideicomisario.

 

Redacción Opportimes

Publicidad
Mostrar más
Botón volver arriba