Mercados

Mercado de oficinas en México avanza con cautela

El mercado de oficinas en la ciudad de México avanzó con cautela en 2021, tras sus afectaciones en 2020, de acuerdo con varios reportes referidos por GICSA.

La empresa Cushman y Wakefield indicó en su reporte Marketbeat en el mercado de oficinas en la Ciudad de México al cuarto trimestre del 2021, que de los 10.4 millones de m2 de inventario total, la absorción neta de oficinas en la Ciudad de México, se contrajo 264,000 metros cuadrados en el año.

La menor absorción se ha reflejado en una tasa de disponibilidad general de 19.2 por ciento.

Esto como resultado de que a lo largo del año 2021 persistió entre la mayoría de las empresas el comportamiento cauteloso iniciado en 2020. La gran incertidumbre generada por la pandemia ha prolongado el periodo de análisis habitual que se tiene antes de tomar decisiones inmobiliarias.

También indica que, pese a que la oferta ha continuado su expansión, el nuevo equilibrio en los precios de salida refleja un crecimiento.

Esto se debe a que el estándar de edificios que han aumentado la oferta es mayor al observado históricamente y con frecuencia se trata de edificios acondicionados y amueblados, que tienen precios de salida más elevados que el promedio.

Específicamente para los edificios clase A el crecimiento ha sido de 6.9% respecto a los precios observados al finalizar 2020 y cotizan en promedio 23 dólares por metro cuadrado al mes.

Mercado de oficinas

A diferencia de otros sectores inmobiliarios, el desarrollo de edificios de oficinas no cuenta con grupos de desarrolladores definidos que agrupen importantes cantidades de inmuebles.

GICSA expuso que el desarrollo y la comercialización de los edificios de oficinas recae en diversos grupos empresariales como constructores, desarrolladores y empresarios de giros diferentes al inmobiliario, que por diversos motivos, como inversión, generación de rentas, estrategias fiscales, operación e imagen construyen inmuebles que incrementan la oferta de espacios de oficinas en renta.

Desde la perspectiva de GICSA, 2021 fue el año para replantear la operación de la industria inmobiliaria.

La reconfiguración de las formas de trabajo provocada por la pandemia ha afectado especialmente al sector de oficinas, que aún se encuentra en proceso de adaptación a la crisis.

No obstante, durante noviembre de 2021, hubo un aumento en el aforo de los espacios de oficinas en el país, además de que se proyecta un crecimiento en la demanda para el cierre del 2022 y 2023.

Ciudad de México

En su resumen del mercado de oficinas de la Ciudad de México al cuarto trimestre de 2021, Colliers indica que a diciembre de 2021, en Ciudad de México, se registró un inventario total de 7.0 millones de m² de oficinas Clase A+ y A en sus 10 Submercados, éste se distribuyó en 4.5 millones de m² para la Clase A+ y 2.5 millones de m² para la Clase A.

La tasa de disponibilidad registrada, en todos los Submercados de la Ciudad de México, fue de 1.7 millones de m² (24.9% del Inventario total).

De acuerdo al Panorama de Mercado de Oficinas de Clase A para la Ciudad de México en el cuarto trimestre reportado por JLL, a diciembre 2021 México contaba con una oferta de 1.7 m2, de los cuales aproximadamente el 43% de esta oferta es de espacios acondicionados y 8% de la oferta actual (casi 178,000 m2) proviene de 12 nuevos edificios que fueron entregados durante el año.

Al respecto, la oferta creció un 20% con respecto al mismo periodo del año anterior.

Nuevos edificios

A dos años del inicio de la pandemia, el mercado reflejó sus primeros indicios de recuperación durante el último trimestre del 2021, ya que la mayoría de los sectores han reportado crecimientos y repuntas importantes, se espera que la demanda se vaya reactivando durante 2022.

De acuerdo a la plataforma Solili, durante el 1T21, se adicionaron al inventario, de los ocho mercados monitoreados por Solili, un total de 72,000 m2 de nuevas oficinas, lo que representó un total de siete nuevos edificios. Destaca la Ciudad de México, que añadió poco más de 22 mil m2, con dos nuevos edificios clase B.

Solili comenta que ante el escenario actual de sobreoferta, los desarrolladores han sido cautelosos en los inicios de nuevas edificaciones, optando por esperar escenarios más propicios para el desarrollo y la inversión inmobiliaria corporativa. Esto ha generado que la construcción mantenga tendencia a la baja.

De acuerdo con cifras de Solili, al finalizar el primer trimestre de 2021, había en construcción casi 1.3 millones de metros cuadrados, casi 500,000 metros cuadrados menos que hace un año, representando con esto una disminución de 25 por ciento.

Durante el primer trimestre de 2022, inició la construcción de cuatro edificios en los ocho mercados monitoreados por Solili, que en total suman 23,000 m2.

Residencias

Solo la Ciudad de México y Mérida reportaron actividad en este indicador. Los edificios corresponden a espacios de dimensiones pequeñas, tipificados en su mayoría como clase B y ubicados en zonas tradicionalmente residenciales.

Por su parte, la absorción neta de los ocho mercados monitoreados por Solili, por tercer trimestre consecutivo se mantiene con cifras positivas, no siendo lo mismo para la Ciudad de México, que después de reportar cifras positivas el trimestre anterior, este trimestre vuelve a terreno negativo con una cifra de -25,000 metros cuadrados.

Este comportamiento obedece a un ligero incremento en la desocupación que terminó por impactar de manera negativa el comportamiento de la absorción neta.

Mercado de oficinas en otras ciudades

Los mercados medianos, como son Monterrey y Guadalajara, reportaron cifras de demanda neta de 7,000 y 3,000 metros cuadrados, respectivamente, mientras que los mercados emergentes con mejor comportamiento fueron Puebla y Querétaro, que incluso superan a la cifra registrada de los mercados medianos.

Históricamente, siempre ha existido una correlación entre el empleo y la demanda de espacios de oficinas, además, por las medidas de distanciamiento un gran número de empresas ha adoptado el modo de trabajo hibrido, el cual alterna entre trabajo presencial y remoto. Esto ocasionado por la aparición de la pandemia Covid-19.

Colliers menciona en su reporte del mercado de oficinas de la Ciudad de México al cuarto trimestre de 2021, que a pesar de la contracción y reconfiguración de espacios de oficinas bajo nuevas medidas sanitarias, se espera una posible recuperación en el Mercado de Oficinas de la Ciudad de México hacia finales de 2023 o principios de 2024.

Esta consideración se daría en cómo se desarrolle la condición con la nueva ola de contagio y sus variantes, lo cual se ajusta a las previsiones de recuperación económica por parte de los especialistas, quienes estiman un crecimiento reservado de la economía mexicana para los próximos años, principalmente en función del consumo, la inversión y el éxito de los planes de vacunación.

Las oficinas, como símbolo de identidad y pertenencia en las empresas, continuarán vigentes siempre que se muestren como el espacio óptimo para la colaboración y maximización del tiempo productivo para los trabajadores.

 

Redacción Opportimes

Publicidad
Mostrar más
Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: