Home 15 Manufactura 15 Rompen récord adquisiciones manufactureras

Rompen récord adquisiciones manufactureras

pleca

Una ráfaga de adquisiciones elevó la participación de la Inversión Extranjera Directa (IED) en manufactura a más del 50% de las fusiones y adquisiciones del 2015.

Industria Automotriz Argentina

Las ventas alcanzaron un máximo histórico en términos absolutos (388,000 millones de dólares en 2015), superando el récord anterior establecido en 2007.

La IED en el sector primario, por el contrario, se vio fuertemente afectada por la caída de precios de los productos básicos, que se tradujo no sólo en reducciones en los gastos de capital previstos, sino también en una fuerte caída en las utilidades reinvertidas.

La reducción de la IED en el sector extractivo ha tenido un especial impacto en los flujos de IED hacia las economías en desarrollo de África y América Latina y el Caribe.

Los flujos de inversión a los centros financieros extraterritoriales -incluidas las entidades para fines especiales (SPE por sus siglas en inglés)- disminuyeron en 2015, pero siguen siendo elevados (estos flujos se excluyen de las estadísticas de IED de la UNCTAD).

La magnitud de los flujos trimestrales a través de las SPE, en términos de valor absoluto, aumentó considerablemente en comparación con 2014, alcanzando los niveles registrados en 2012-2013.

Mientras tanto, los flujos de inversión hacia los centros financieros extraterritoriales siguieron reduciéndose de su reciente máximo de 132 millones en 2013, pero se mantuvieron más o menos en línea con los flujos de años anteriores.

La persistencia de los flujos financieros encaminados a través de los centros financieros extraterritoriales, y las potenciales pérdidas fiscales debido a la falta de conexión entre la generación de ingresos y la inversión productiva, ponen de relieve la necesidad urgente de crear una mayor coherencia entre las políticas fiscales y de inversión a nivel mundial.

Se espera que los flujos de IED disminuyan en 2016 tanto en las economías desarrolladas como en desarrollo, salvo que se produzca otra ola de mega acuerdos transfronterizos y de reconfiguraciones corporativas.

La UNCTAD prevé que los flujos de IED se contraigan en un 10-15% en 2016, lo que refleja la fragilidad de la economía mundial, la debilidad persistente de la demanda agregada, el crecimiento lento en algunos países exportadores de materias primas, la eficacia de las medidas de política para frenar acuerdos de “reversiones” corporativas y una caída en las ganancias de las empresas multinacionales en el año 2015 al nivel más bajo desde la crisis económica y financiera mundial de 2008-2009.

Los elevados riesgos geopolíticos y tensiones regionales podrían amplificar aún más la desaceleración esperada. En el mediano plazo, se estima que los flujos de IED podrían reanudar su crecimiento en 2017 y superar los 1,8 billones de dólares en 2018.

manufactura

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Translate »
error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: