Energía

Los precios de la energía destacan por su alza

Los precios de la energía utilizados en el S&P Goldman Sachs Commodity Index (GSCI) terminaron 2021 un 59% más altos que el primer día de negociación del año, informó la Administración de Información Energética (EIA, por su sigla en inglés).

Los aumentos de precios se impulsaron ​​en gran medida por el aumento de la demanda de la fase inicial de la recuperación económica mundial de la pandemia de Covid-19.

En comparación, la mayoría de los demás índices de materias primas incluidos en el GSCI aumentaron aproximadamente 20 por ciento.

Mientras el índice de metales preciosos fue el único que descendió, el índice de energía del GSCI aumentó más del doble que el índice de metales industriales en una base porcentual durante 2021, el siguiente cambio más alto en el precio del grupo de índices de materias primas.

El GSCI es un índice de materias primas que rastrea el desempeño de los mercados mundiales de materias primas.

Asimismo, el índice es un promedio ponderado de los precios de los productos básicos, y el índice actualiza la ponderación que asigna a cada producto cada año.

En 2021, el grupo de índices de energía constituía 54% del GSCI, y dos referencias de petróleo crudo, West Texas Intermediate (WTI) y Brent, representaron aproximadamente 70% de la ponderación en el índice del sector energético.

Precios de la energía

Por su parte, el petróleo crudo WTI constituye la mayor parte del GSCI general en más de 21 por ciento.

Los precios en los mercados de futuros de materias primas energéticas aumentaron considerablemente a lo largo de 2021.

Por ejemplo, el precio de futuros de RBOB (un grado de gasolina reformulado utilizado como referencia para el comercio de gasolina) aumentó en 67% durante 2021. La única materia prima incluida en el GSCI que aumentó más fue el café, cuyo precio de futuros subió 81% durante 2021.

Petróleo

Entre las materias primas energéticas, los precios de productos derivados del petróleo como RBOB y ULSD (diésel ultra bajo en azufre, que se utiliza como referencia para el comercio de combustible para calefacción) aumentaron más durante 2021, 67 y 64%, respectivamente.

Los precios de los crudos como WTI (62%) y Brent (55%) aumentaron ligeramente menos.

Los precios de futuros del gasoil (el nombre de ULSD en Europa) escalaron 54% durante 2021.

Los precios del gas natural fueron los que menos aumentaron entre las materias primas energéticas, aunque 38% sigue siendo un aumento relativamente grande.

Varios factores contribuyeron al aumento de los precios de las materias primas energéticas a lo largo de 2021, incluidas las alteraciones del clima, como la helada del invierno de febrero y el huracán Ida; aumento de la demanda de gasolina y diésel; y el aumento de la demanda de petróleo crudo y gas natural a un ritmo más rápido que el aumento de la producción.

 

Redacción Opportimes

Publicidad
Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba