Global

Precios de materias primas impulsan exportaciones de ALC

El incremento de los precios de las materias primas fue el principal factor explicativo del repunte de las exportaciones de América Latina y el Caribe en 2021, destacó un informe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

La  recuperación  económica, impulsada en parte por los estímulos fiscales y monetarios en las economías avanzadas, y la depreciación del dólar estadounidense, jugaron un rol fundamental en la evolución de los precios.

Sin embargo, estos factores están destinados a revertirse y, en algunos casos, los precios ya han retomado una tendencia a la baja.

De todas formas, las cotizaciones se encuentran aún en niveles históricamente altos.

El informe, intitulado Estimaciones de las tendencias comerciales América Latina y el Caribe, describe el comportamiento de los precios de algunas materias primas relevantes para la región, de la manera siguiente.

PRECIOS DE LOS PRINCIPALES PRODUCTOS DE EXPORTACIÓN DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE (Índice 2010=100, 2019–2021

Precios

El precio de lasoja apenas evidenció los efectos de la crisis durante la primera parte de 2020.

Desde agosto de ese año la cotización subió de forma ininterrumpida y el nivel promedio de enero– noviembre de 2021 fue 48,3% superior al del mismo periodo de 2020.

A partir de junio se registró un cambio de tendencia explicado por la mejora de las expectativas de la cosecha en Estados Unidos.

Aunque llegó a superar los máximos históricos, los niveles alcanzados a fines de 2021 ya se ubicaban en valores similares a los de un año atrás.

La cotización del café recién se sumó a la tendencia expansiva en el segundo trimestre de 2021.

Al principio de la pandemia, el precio se mantuvo sustancialmente estable debido a que las restricciones de oferta por las interrupciones de las cadenas de distribución que presionaron los precios al alza fueron contrarrestadas  por  la menor demanda en el marco de las medidas de confinamiento  que redujeron el consumo.

Sin embargo, a partir del segundo trimestre de 2021 el precio del café entró en una tendencia fuertemente expansiva, y entre enero y noviembre acumuló un aumento de 39,3% interanual, superando sobre fines de año los niveles históricos.

Las condiciones climáticas en Brasil, principal productor mundial, y las disrupciones comerciales ligadas al Covid-19 en Asia explican gran parte del incremento reciente en la cotización.

El azúcar

Esta materia prima, que había sufrido una fuerte caída a principios de la pandemia se recuperó lentamente, pero de forma sostenida.

Entre enero y noviembre de 2021 la tasa de variación interanual fue de 39.4%, llevando los niveles cercanos a los máximos históricos.

La recuperación de la cotización se debe, por un lado, al aumento de los precios del etanol, que impulsó un mayor uso de caña de azúcar para su producción en Brasil, principal exportador a nivel global y, por otro lado, a la expansión de la demanda mundial.

En los últimos meses del año, sin embargo, el precio tendió a estabilizarse por las perspectivas de incremento de la oferta de India y Tailandia.

El petróleo fue el producto más afectado por la pandemia, pero su recuperación ha sido sostenida y a principios de 2021 ya había recuperado los niveles previos.

En  promedio, en el acumulado a noviembre de 2021 el precio del crudo acumuló un aumento de 67.9% interanual.

Sin  embargo, a partir de  mediados de noviembre, la tendencia se ha revertido en el marco del surgimiento de la nueva variante Ómicron del virus que ha limitado las perspectivas de expansión de la demanda mundial, y del incremento de la oferta de Estados Unidos en un intento por frenar la aceleración inflacionaria en esa economía, a lo que se sumó la decisión de la Organización de Exportadores de Petróleo (OPEP) y sus socios de incrementar los niveles de producción a partir de 2022.

Cobre

El precio de este metal tuvo una caída menor en el marco de la crisis sanitaria porque la contracción de la demanda estuvo acompañada por restricciones de oferta.

El repunte de la cotización en la etapa de recuperación del comercio mundial llevó los precios a niveles históricamente altos, que incluso superaron los máximos de principios de la década pasada.

Entre enero y noviembre de 2021 se ubicó 54,8% por encima del mismo período de 2020.

Sin embargo, algunos de los factores que explicaron el alza se comenzaron a disipar desde mediados de año: la demanda de China, principal comprador a nivel global, que había sido impulsada principalmente por estímulos fiscales comenzó a estabilizarse; las disrupciones en la producción por las medidas ligadas al confinamiento comenzaron a levantarse; y la demanda de bienes -entre ellos lo que utilizan al cobre como materia prima- se desaceleró.

La  cotización  del mineral de hierrono sufrió un impacto negativo en la etapa más aguda de la pandemia, aunque sí acompaño el repunte. En enero–noviembre 2021 el precio se incrementó 59.4% interanual.

Sin embargo, desde agosto el precio del mineral entró en una fase descendente que lo llevó nuevamente a los niveles de principios de 2020.

El cambio de tendencia se explica en buena medida por la caída de la demanda china en la cual influyeron las políticas de control de la absorción de energía por la industria del acero en un contexto de problemas en el suministro, y los esfuerzos de reducción de los niveles de contaminación antes de los próximos juegos olímpicos de invierno.

 

Redacción Opportimes

Publicidad
Mostrar más
Botón volver arriba