Logística

Los cruces fronterizos entre México y Texas

Texas y México comparten una frontera de 1,254 millas con 28 cruces fronterizos vehiculares y seis cruces ferroviarios que permiten el tráfico vehicular, peatonal y ferroviario.

De los 28 cruces fronterizos, 15 dan servicio tanto a vehículos comerciales como a vehículos de pasajeros, de acuerdo con el Banco de Desarrollo de América del Norte (NADBank).

Casi todos los pasos fronterizos de la frontera entre Texas y México son puentes con peaje.

Junto con Canadá y China, México es uno de los principales socios comerciales tanto de Estados Unidos como de Texas.

En el comercio bilateral de mercancías, las exportaciones de Texas a México sumaron 123,104 millones de dólares en 2021, mientras que en sentido contrario las ventas fueron de 108,289 millones, según datos del Departamento de Comercio (USDOC, por su sigla en inglés).

El crecimiento continuo del comercio a lo largo de la frontera entre Texas y México subraya la importancia de los cruces fronterizos en esta región.

Los puertos de entrada terrestre (LPOE, por su sigla en inglés) que permiten el tráfico de vehículos comerciales son clave para la economía de Texas.

Con mucho, el movimiento transfronterizo de mercancías en vehículos comerciales es el modo de transporte dominante tanto para las exportaciones como para las importaciones en las tres regiones de cruces fronterizos de Texas.

Cruces fronterizos

También conocido como estación fronteriza, un LPOE es la instalación que permite la entrada o salida controlada de personas y materiales de los Estados Unidos y consiste en el terreno, los edificios, las carreteras del lugar y los aparcamientos que ocupa el LPOE.

Un LPOE alberga el Servicio de Aduanas y Protección de Fronteras de los Estados Unidos (CBP) y otros organismos federales de inspección responsables de la aplicación de las leyes federales relativas a dichas actividades

Debido al continuo crecimiento del comercio en la región fronteriza entre Texas y México, existe un importante interés por aumentar el número de cruces fronterizos y su capacidad de procesamiento.

En 2018, se registraron casi 4,4 millones de cruces de camiones en dirección norte desde México hacia Texas, 34.5% más que el número registrado en 2008.

En la última década, se abrieron tres cruces de tráfico vehicular no comercial a lo largo de la frontera entre Texas y México: El puente internacional Tornillo-Guadalupe, el puente internacional Anzalduas y el puente internacional Donna-Río Bravo.

Los dos últimos están situados en la región del Valle del Bajo Río Grande y actualmente están en proceso de ampliar sus instalaciones para dar cabida a los cruces de vehículos comerciales cargados.

 

Redacción Opportimes

Publicidad
Mostrar más
Botón volver arriba