América del NorteComercio

Industria alimentaria de México rompe récord en exportaciones

La industria alimentaria de México rompió récord en sus exportaciones al mundo, al alcanzar 3,753 millones de dólares en el primer trimestre de 2022.

El monto supone un crecimiento de 35% interanual.

Entre otras industrias, abarca producción de azúcar, chocolate, tortillas, carne, leche, frutas, jugos, verduras, alimentos para perros y gatos, harina, malta, artículos de confitería, queso, pan, productos marinos procesados y botanas, entre otros.

En México, dada la importancia de las cadenas de valor regionales y de la proximidad geográfica a Estados Unidos, la dispersión intrasectorial se corresponde, en gran medida, con la dispersión interestatal, indica el Banco Mundial.

Por ejemplo, en el sector agrícola, el norte y el centro del país albergan modernos sistemas agroalimentarios, muchos de los cuales son líderes mundiales en términos de escala, nivel de sofisticación tecnológica, productividad, integración en los mercados y valor añadido.

Industria alimentaria

Las exportaciones agrícolas y agroalimentarias han sido una fuente muy importante de crecimiento en México, como resultado de la expansión de las exportaciones y el aumento de la producción comercial nacional (granos y semillas oleaginosas).

El principal socio comercial agrícola de México es Estados Unidos, que concentra gran parte de las exportaciones agrícolas.

Debido a su diversidad geográfica, clima variado, ubicación geográfica estratégica y disponibilidad de mano de obra, México es altamente competitivo en la producción de frutas y verduras y se ha convertido en el mayor exportador de cerveza a nivel mundial.

A pesar de sus ventajas competitivas, el Banco Mundial refiere que varios impedimentos limitan el crecimiento del sector empresarial agrícola y agroalimentario. Una de las principales limitaciones estructurales es el problema de la fragmentación de la tierra.

Las diferencias geográficas en materia de infraestructuras, por ejemplo entre los estados del norte y del sur, limitan el acceso a los mercados y reducen la competitividad.

La agricultura es muy vulnerable a los fenómenos meteorológicos extremos, como la escasez de agua en el norte o las tormentas tropicales en el sur del país, que pueden causar grandes daños a la producción agrícola y ganadera.

Desde el ángulo del Banco Mundial, superar este conjunto de retos es fundamental dada la importancia del sector para la inclusión productiva del país.

Por la pandemia de Covid-19, la industria alimentaria de México registró una caída interanual de 14.2% en sus exportaciones en el tercer trimestre de 2020, a 2,672 millones de dólares.

Sin embargo, la fortaleza de las exportaciones de la industria alimentaria mexicana se palpa al ver en retrospectiva: hace una década, en el primer trimestre de 2012 estas ventas externas sumaron sólo 1,681 millones de dólares.

 

Redacción Opportimes

Publicidad
Mostrar más
Botón volver arriba