Mercados

Gastos de consumo privado y PIB en Estados Unidos

Los gastos de consumo privado de Estados Unidos representaron 68.5% de su PIB en 2021 y fueron la principal fuente de crecimiento (con una expansión de 7.9% en términos reales).

Este resultado ocurrió tras los devastadores efectos causados por la pandemia en 2020, que se tradujeron en una contracción real de 3.8 por ciento.

Los bienes duraderos exhibieron un crecimiento especialmente sólido, con una tasa de 18 por ciento.

Por su parte, según información de la Organización Mundial de Comercio (OMC), los gastos de consumo contribuyeron en 5.27 puntos porcentuales al crecimiento del PIB (5.7%) en 2021, distribuidos equilibradamente entre los bienes (unos 2.69 puntos porcentuales) y los servicios (unos 2.58 puntos porcentuales).

El consumo de bienes no duraderos contribuyó en 1.39 puntos porcentuales al crecimiento anual del PIB, mientras que el de bienes duraderos contribuyó en 1,31 puntos porcentuales.

Consumo privado

Los gastos de consumo de los hogares (en servicios de atención de salud, servicios de vivienda y servicios públicos, entre otros) contribuyeron en 2.92 puntos porcentuales al crecimiento del PIB.

Las principales categorías de gastos de consumo en 2021 fueron las siguientes: servicios de preparación de alimentos y bebidas y alojamiento temporal (0.88 puntos porcentuales), atención de salud (0.79 puntos porcentuales), otros bienes no duraderos (0.48 puntos porcentuales), prendas de vestir y calzado (0.45 puntos porcentuales), artículos para actividades recreativas (0.43 puntos porcentuales), automóviles y sus partes (0.37 puntos porcentuales), servicios recreativos (0.33 puntos porcentuales) y accesorios y equipo para uso doméstico (0.27 puntos porcentuales).

Tras un período de crecimiento económico estable en 2018 y 2019, en el que el PIB real de Estados Unidos aumentó 2.9 y 2,3% en cada año respectivo, la economía estadounidense, al igual que la economía mundial, entró en recesión, al verse considerablemente afectada por la pandemia de Covid-19.

El PIB real se contrajo 3.4% en 2020 tras 11 años consecutivos de expansión.

La economía experimentó un rápido repunte en 2021, gracias a las medidas de ayuda adoptadas por el gobierno y a la distensión de las condiciones monetarias, lo que elevó la tasa de crecimiento del PIB real a 5.7% en 2021.

Hacia adelante, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) prevé un crecimiento del PIB real de 3.7% en 2022 y de 2.4% en 2023, impulsado por el fuerte consumo privado y la recuperación de la formación bruta de capital fijo (que aumentarán previsiblemente 3.8 y 3.6% en 2022 y 2023, respectivamente).

 

Redacción Opportimes

Publicidad
Mostrar más
Botón volver arriba