Energía

Equinor y Pemex son las empresas petroleras más transparentes

El Instituto de Gobernanza de los Recursos Naturales (NRGI por sus siglas en inglés) considera que Pemex es la segunda empresa petrolera estatal más transparente, después de la noruega Equinor.

Dado que Pemex se endeuda con frecuencia en los mercados internacionales, sus estados financieros se auditan regularmente.

El Consejo de Administración de Pemex, compuesto por 10 personas, cuenta con cinco ministros del gobierno y cinco consejeros independientes.

La administración ha identificado el aumento de la producción de petróleo, gas natural y combustibles refinados de Pemex como su principal prioridad para el sector de hidrocarburos de México.

Desde que asumió el cargo en 2018, la administración ha tomado numerosas medidas legales y reglamentarias para limitar la competencia privada para Pemex, de acuerdo con el informe del Departamento de Estado intitulado 2022 Investment Climate Statements: Mexico.

Como resultado de la reforma energética mexicana de 2013, el sector privado puede ahora competir con Pemex o celebrar contratos competitivos, empresas conjuntas, acuerdos de reparto de beneficios y contratos de licencia con Pemex para la exploración y extracción de hidrocarburos.

La liberalización del mercado de venta de combustible al por menor, que México completó en 2017, creó importantes oportunidades para las empresas extranjeras.

Pemex

Según el mismo informe, los inversores señalan que la falta de una respuesta fiscal sólida a la crisis de la Covid-19, la imprevisibilidad regulatoria, una política económica impulsada por el Estado y la inestable salud financiera de la empresa petrolera estatal Pemex han contribuido a la incertidumbre actual.

Las tres principales agencias de calificación (Fitch, Moody’s y Standard and Poor’s) mantuvieron sus calificaciones crediticias soberanas para México sin cambios respecto a sus rebajas en 2020 (BBB-, Baa1 y BBB, grado de inversión medio inferior, respectivamente).

Moody’s rebajó la calificación crediticia de Pemex en un escalón, hasta Ba3 (no inversión) julio de 2021, mientras que Fitch y S&P mantuvieron sus calificaciones (BB- y BBB, grado medio inferior y no inversión, respectivamente.

A su vez, Banxico recortó las expectativas de crecimiento del PIB de México para 2022, a 2.4 desde 3.2%, al igual que el Fondo Monetario Internacional (FMI) a 2.8% desde la estimación anterior de 4% en octubre de 2021.

El FMI prevé que la debilidad de la demanda interna, los altos niveles de inflación actuales y las interrupciones de la cadena de suministro mundial en 2022 seguirán afectando a la economía.

Además, el Departamento de Estado considera que la incertidumbre sobre el cumplimiento de los contratos, la inseguridad, la informalidad y la corrupción siguen obstaculizando el crecimiento económico sostenido de México.

 

Redacción Opportimes

Publicidad
Mostrar más
Botón volver arriba