Home 15 América del Norte 15 Estados Unidos golpea al corazón del TLCAN: la certidumbre
Foto: Fedex. Varios empresarios mexicanos consultados opinaron que la cláusula del sunset conlleva una alta dosis de incertidumbre, puesto que, por ejemplo, estaría afectada por cuestiones políticas si la revisión coincide con un proceso electoral en México, Canadá o Estados Unidos.

Estados Unidos golpea al corazón del TLCAN: la certidumbre

pleca

Estados Unidos puso oficialmente en la mesa de negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) la cláusula del sunset (vigencia limitada), con la cual se terminaría automáticamente el acuerdo comercial cada quinquenio, a menos que los tres países convinieran antes renovarlo.

La cláusula fue clasificada como una línea roja tanto por parte del sector privado como por el gobierno de México, y ello implica que este acuerdo comercial, con 23 años de vigencia, podría dejar de operar, si ambas posiciones sobre este punto se mantienen firmes.

Las revisiones quinquenales se aplican para un muy reducido grupo de productos, como por ejemplo el azúcar y el tomate mexicanos exportados al mercado estadounidense; pero generalizar este principio para más de 12,100 clasificaciones de productos fue calificado como “carente de racionalidad comercial” por Francisco de Rosenzweig, socio de la firma White & Case.

Rosenzweig opinó que un TLCAN actualizado con la cláusula del sunset no debiera ser firmado por México, de tal forma que si Estados Unidos mantiene esta postura inamovible, el proceso de renegociación en su conjunto “será una pérdida de tiempo”.

Varios empresarios mexicanos consultados opinaron que la cláusula del sunset conlleva una alta dosis de incertidumbre, puesto que, por ejemplo, estaría afectada por cuestiones políticas si la revisión coincide con un proceso electoral en México, Canadá o Estados Unidos.

Esta cláusula fue rechazada también por el gobierno de Canadá, mientras que la Secretaría de Economía la ha marcado como una de las propuestas estadounidenses que expresamente México no aceptará.

“La diferencia es que hagas un mecanismo de muerte súbita; es decir, si no nos ponemos de acuerdo para que continúe en automático, termina. Eso sí sería un muy mal mensaje a la planeación de inversiones. No es en el interés de nadie tener una situación de esa naturaleza, que el TLCAN actual ya lo considera. Hay cosas que realmente no tienen un valor agregado en el proceso de esta negociación”, dijo Ildefonso Guajardo, secretario de Economía, tras conocerse la iniciativa en un principio en forma verbal.

A nivel mundial, cuando se llevan a cabo investigaciones de dumping y subsidios, se establecen cuotas compensatorias. En Estados Unidos, hay una figura que se llama “acuerdos de suspensión”, los cuales tienen una vigencia de cinco años y, en cada uno de esos quinquenios, los países vinculados los tiene que negociar para renovarlos, si no se quiere correr el riesgo de sufrir una mayor restricción.

“Me parece inaceptable buscar llevar principios de investigaciones de dumping y subsidios, que buscan regular comercio desleal de un producto, a toda la base comercial de un tratado de libre comercio que regula más de 12,100 productos, y además una serie de disciplinas que no tienen nada que ver con eso”, comentó Rosenzweig.

La cláusula general del sunset no opera en ningún tratado de libre comercio en el mundo, y no se incluiría, en su caso, en ningún capítulo del TLCAN, sino como parte de las disposiciones generales del mismo.

“Si están poniendo una serie de principios sobre la mesa que carecen de un propósito constructivo y que son propuestas inconscientes con las reglas del comercio internacional, o que no tienen como objetivo seguir construyendo bases para tener una mayor integración, pues la negociación sería una pérdida de tiempo”, concluyó Rosenzweig.

De este tema, sobresalen dos visiones entre los negociadores y observadores: o el gobierno del presidente Donald Trump está colocando propuestas que podrían conducir a la terminación del TLCAN o, como considera en este subgrupo Guajardo, está poniendo “fuegos artificiales” que retrasarían el cierre del nuevo acuerdo comercial.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Translate »
error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: