América del NorteComercio

El TLCAN 2.0 no sería aprobado por las actuales legislaturas de México y EEUU

Las actuales legislaturas de México y Estados Unidos difícilmente votarán la nueva versión de Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), porque no se ha logrado un acuerdo en principio, estimó Ildefonso Guajardo, secretario de Economía.

El acuerdo en principio implica que los tres países lograrían un consenso en los temas controversiales, mientras que las discusiones técnicas para resolver los detalles y el texto legal se ultimarían posteriormente.

En Estados Unidos, un Congreso cubre dos años; el actual, el 115° Congreso, comenzó el 3 de enero de 2017 y finalizará el 3 de enero de 2019. El Congreso comienza y termina el tercer día de enero de cada año impar. Los miembros del Senado son referidos como senadores; los miembros de la Cámara de Representantes son referidos como representantes o congresistas.

Guajardo argumentó que el proceso de aprobación de un pacto comercial como éste requiere de un periodo de 90 días entre la intención de firmarlo y el día de la firma, lo que acorta demasiado la posibilidad de discutirlo tanto en el Congreso estadounidense, como en el Senado mexicano.

El funcionario declaró este martes que no prevé que se alcance un acuerdo en principio sobre la renegociación del TLCAN durante la presente semana. “No creemos que tengamos todas las negociaciones, no es fácil. No creemos que se dé de acá al jueves”, dijo en una entrevista con Televisa.

La fecha para alcanzar un acuerdo preliminar en las negociaciones es crucial, porque se desconoce si Congreso estadounidense, que entrará en funciones a partir del 3 de enero, seguirá integrado por una mayoría republicana.

Guajardo indicó que hay una tendencia a baja en el número de votos a favor de los senadores demócratas en la ratificación de los últimos acuerdos de libre comercio de Estados Unidos, aunque acotó que las actualizaciones que se esperan hacer al TLCAN responden a demandas tradicionales de esa bancada.

El Congreso se reúne en el Capitolio de los Estados Unidos en Washington, D.C. Tanto los senadores como los representantes son elegidos por elección directa, aunque las vacantes en el Senado pueden ser ocupadas por un nombramiento de gobernador. El Congreso tiene 535 miembros con derecho a voto: 435 representantes y 100 senadores.

Paul Ryan, presidente de la Cámara de Representantes, estableció el límite del 17 de mayo para llegar a un acuerdo en principio sobre las negociaciones del TLCAN, si se quiere que la ratificación se haga por la actual legislatura.

La Oficina del Representante Comercial de Estados Unidos (USTR, por su sigla en inglés) debería entregar el documento en ese plazo para cumplir con los requisitos de la Ley de Autoridad de Promoción Comercial (TPA, en inglés).

Según la TPA, el Ejecutivo debe enviar una carta de intenciones detallada a las dos comisiones pertinentes de ambas cámaras legislativas y consultar el contenido de la misma con ellas durante 90 días.

La TPA otorga al ejecutivo estadounidense la facultad de llevar a cabo negociaciones comerciales, y presentar los acuerdos firmados al Congreso, para que éste los ratifique o desapruebe, sin modificar su contenido. Sin ella, las posibilidades de éxito de cualquier negociación disminuyen seriamente, ya que la administración en curso no puede garantizar que los resultados de la negociación serán aprobados por el legislativo en sus términos.

El pazo para México es incluso más corto, puesto que la nueva legislatura del Senado de la República entrará en funciones en septiembre próximo, lo que implicaría un periodo de alrededor de sólo un par de semanas para una discusión y un proceso de ratificación de los cambios al principal acuerdo comercial de México.

“Es prácticamente imposible que este Senado (de México) sea el que defina la aprobación”, comentó Guajardo.

Las dificultades para llegar a un acuerdo en principio se mantienen crecientes con forme el tiempo avanza, considerando que el Secretario de Economía reiteró que no se ha llegado a ningún consenso respecto a los temas más polémicos de la renegociación.

En México, el Congreso de la Unión es el órgano depositario del Poder Legislativo del Estado federal mexicano. Es una asamblea bicameral, es decir, está compuesta por dos cámaras: la Cámara de Diputados –con un total de 500 diputados– y el Senado –constituido por 128 senadores–.

 

 

pleca

 

Tags
Show More

Related Articles

Deja un comentario y te invitamos a visitar nuestras redes sociales

Esto sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Content is protected !!
Close
A %d blogueros les gusta esto: