Inversiones

China limita inversiones por seguridad nacional

China limita inversiones por seguridad nacional a través de un mecanismo nuevo de revisión, destacó la Representación Comercial de Estados Unidos (USTR).

También la USTR indicó que incluso para los sectores que se han liberalizado en China, la posibilidad de requisitos de licencia discriminatorios o la aplicación discriminatoria de los procesos de concesión de licencias podrían dificultar el logro de un acceso significativo al mercado.

Además, agregó, el potencial de un mecanismo de revisión de seguridad nacional nuevo y demasiado amplio, y el impacto cada vez más adverso de la Ley de Ciberseguridad, la Ley de Seguridad de Datos y la Ley de Protección de Información Personal de China y las medidas de implementación relacionadas, incluidas las que restringen los flujos de datos transfronterizos e imponen requisitos de localización de datos, tienen serias implicaciones negativas para los inversores y las inversiones extranjeras.

Las empresas extranjeras continúan informando que los funcionarios del gobierno chino pueden condicionar la aprobación de inversiones al requisito de que una empresa extranjera transfiera tecnología, lleve a cabo investigación y desarrollo (I+D) en China, satisfaga los requisitos de desempeño relacionados con la exportación o el uso de contenido local, o haga valiosas concesiones comerciales específicas del acuerdo.

Inversiones

A lo largo de los años, Estados Unidos ha planteado reiteradamente su preocupación a China por su régimen de inversión restrictivo.

Dado que las restricciones de inversión de China presionan a las empresas estadounidenses para que transfieran tecnología a las empresas chinas, fueron el foco de la investigación de la Sección 301 de la USTR.

Las acciones de respuesta tomadas por los Estados Unidos en esa investigación están destinadas en parte a abordar esta preocupación.

China busca proteger muchas industrias nacionales a través de un régimen de inversión restrictivo.

Pero, de acuerdo con la USTR, muchos aspectos del régimen de inversión actual de China siguen causando serias preocupaciones a los inversores extranjeros.

Por ejemplo, la Ley de Inversión Extranjera de China y los reglamentos de implementación, que entraron en vigor en enero de 2020, perpetúan regímenes separados para inversores e inversiones nacionales e inversores e inversiones extranjeros e invitan a oportunidades de trato discriminatorio.

También ha habido una falta de liberalización sustancial del régimen de inversión de China, evidenciada por la continua aplicación de prohibiciones, topes de capital extranjero y requisitos de empresas conjuntas y otras restricciones en ciertos sectores.

Nuevas restricciones

La versión más reciente de China de su Lista Negativa de Inversión Extranjera, que entró en vigor en enero de 2022, deja restricciones importantes a la inversión en una serie de áreas destacadas para los inversores extranjeros, como los sectores de servicios clave, la agricultura, ciertas industrias extractivas y ciertas industrias manufacturas.

Con respecto a los sectores de servicios en particular, China mantiene prohibiciones o restricciones en sectores clave como los servicios de computación en la nube, los servicios de telecomunicaciones, los servicios de producción y distribución de películas y los servicios de software de video y entretenimiento.

La Ley de Inversión Extranjera de China, los reglamentos de implementación y otras medidas relacionadas sugieren que China está persiguiendo el objetivo de reemplazar su sistema de aprobación administrativa caso por caso para una amplia gama de inversiones con un sistema que solo se aplicaría a sectores “restringidos”.

Sin embargo, a partir de marzo de 2022, no está claro si China está logrando plenamente ese objetivo en la práctica.

 

Redacción Opportimes

Publicidad
Mostrar más
Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: