Inversiones

Crecen restricciones a la IED por seguridad nacional: UNCTAD y OCDE

La UNCTAD y la OCDE indicaron que se han incrementado las medidas restrictivas a la Inversión Extranjera Directa (IED) relacionadas con la seguridad nacional.

En particular, los miembros del G20 continuaron ajustando sus políticas relacionadas con la protección de los intereses de seguridad nacional para gestionar los riesgos que ocasionalmente surgen con la inversión extranjera.

Desde octubre de 2020 a marzo de 2021, nueve miembros del G20 tomaron medidas al respecto: Australia, Canadá, República Popular China, Francia, Alemania, Italia, Federación de Rusia, Reino Unido y Estados Unidos.

Al igual que en el período del informe anterior, esta área de formulación de políticas de inversión ha experimentado una actividad más intensa entre los miembros del G20 que otros dominios de políticas específicos de la IED.

Seguridad nacional

Asimismo, esta fuerte actividad confirma la tendencia observada desde aproximadamente 2017 y que continúa acelerándose en los Miembros del G20, y mucho más allá de la membresía del G20.

Introduction or reform of investment policies in G20 members to safeguard essential security interests, Q1-2009 to Q1-2021.

En 2020, las entradas mundiales de IED cayeron alrededor de un tercio en comparación con 2019, alcanzando un billón de dólares.

La pandemia aceleró una disminución ya constante y contribuyó a llevar las entradas mundiales de IED a su nivel más bajo en 15 años.

Aunque los países individuales experimentaron diferentes caídas de IED entrante: las economías avanzadas registraron caídas particularmente fuertes de IED entrante, con flujos de entrada al área de la OCDE disminuyendo en 51% en 2020.

Los flujos de capital hacia los países de la OCDE cayeron a su nivel más bajo visto desde 2005, principalmente como resultado de importantes desinversiones de Suiza y los Países Bajos, así como grandes disminuciones de los flujos de IED hacia los Estados Unidos y otros países de la OCDE.

En general, y en las economías del G-20, los flujos de deuda intraempresariales negativos acentuaron aún más la caída de los flujos totales de IED, al igual que la caída de los flujos de capital, que, sin embargo, fue menos prominente en las economías del G-20 que en algunos países avanzados.

Nuevas inversiones

Los flujos hacia los países en desarrollo cayeron de manera menos pronunciada, aunque esto se debió principalmente a los flujos resilientes en Asia.

Sin embargo, los anuncios de proyectos totalmente nuevos, más indicativos de las tendencias en nuevos gastos de capital en capacidad productiva, cayeron drásticamente, en más que los de los países de la OCDE.

También los diferentes tipos de flujos de capital social hacia países individuales se comportaron de manera diferente.

Por ejemplo, los valores de las transacciones de fusiones y adquisiciones transfronterizas en las economías avanzadas cayeron 12%, a pesar de algunas transacciones importantes en sectores específicos y a pesar de un mayor número de transacciones en los sectores de salud y tecnología en 2020 que el observado en años anteriores.

Por otro lado, los mercados emergentes y las economías en desarrollo (EMDE) experimentaron un mayor descenso en los proyectos de inversión totalmente nuevos anunciados que las economías avanzadas.

La mayor parte de la caída de las EMDE se produjo en el segundo trimestre del año.

 

Publicidad
Mostrar más
Botón volver arriba