Automotriz

Certificación de origen automotriz tiene fallas en el T-MEC: MEMA

La falta de formularios para la certificación de origen en el sector automotriz en el marco del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) genera ineficiencias en la industria regional, indicó la Asociación de Fabricantes de Motores y Equipos (MEMA, por su sigla en inglés).

La MEMA observó que los Regímenes de Transición Alternativos (RTA) presentan cargas adicionales para los productores de piezas de automóviles.

En sus comentarios a la Representación Comercial de Estados Unidos (USTR), la MEMA señaló que, debido a las diferentes normas aplicables a los productores de vehículos en virtud de los RTA, “los productores de piezas de vehículos tienen que cumplir múltiples plazos y diferentes objetivos en función del régimen de puesta en escena alternativo aplicable a sus clientes fabricantes de automóviles”.

Además, la MEMA afirmó que la falta de un formulario específico para certificar el origen del T-MEC también ha aumentado la carga administrativa de los productores de piezas.

Por su parte, la USTR expuso que en ausencia de un formulario específico para reclamar el origen, los fabricantes de automóviles y los proveedores de piezas a lo largo de la cadena de suministro han creado sus propios formularios y formatos para la recopilación de información, lo que resulta en una falta de coherencia entre los proveedores de automóviles y de piezas.

Certificación de origen

En general, la USTR destacó que la industria automotriz expresó su apoyo a los RTA y a la flexibilidad que proporcionan.

Teniendo en cuenta las interrupciones de la cadena de suministro relacionadas con el Covid-19 y otras, la industria del automóvil recomendó que la USTR mantuviera o incluso ampliara esa flexibilidad durante períodos más largos o para los nuevos participantes en el mercado.

En la actualidad, según la USTR, no hay ninguna opción de puesta en escena alternativa disponible para los nuevos participantes en el mercado que no tenían la producción en línea durante el período de presentación de los RTA a mediados de 2020.

El T-MEC permite a los importadores completar una certificación de origen que incluya nueve elementos de datos requeridos, así como una declaración de certificación. Estos elementos de datos no necesitan seguir un formato prescrito.

También el USMCA permite que la certificación de origen sea completada y firmada con una firma electrónica o digital.

Estos nuevos requisitos suponen un cambio con respecto al TLCAN, que exigía un certificado de origen uniforme que sólo podía firmarse por el exportador o productor de las mercancías.

Además, los certificados del TLCAN exigían una firma húmeda y no permitían la firma electrónica.

 

Redacción Opportimes

Publicidad
Mostrar más
Botón volver arriba