Global

Banco Mundial aborda cambio climático en ALC

El cambio climático y la degradación ambiental plantean desafíos urgentes y cada vez más graves para América Latina y el Caribe, destacó el Banco Mundial.

En consonancia con su nuevo Plan de Acción sobre el Cambio Climático, el Banco Mundial afirma que está ayudando a los países a lograr una reconstrucción mejorada sin dejar de proteger a las personas más pobres, que son particularmente vulnerables a los efectos del cambio climático.

AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

Esto incluye brindar apoyo a una infraestructura más adecuada que pueda soportar tormentas y otros desastres naturales.

Por ejemplo, en Uruguay se rehabilitaron más de 1800 kilómetros de carreteras que habían sido afectadas por tornados, fuertes precipitaciones, sequías y olas de calor.

Cambio climático

En Colombia, el Banco Mundial suministró 1,400 millones de dólares mediante una serie de programas para mantener el acceso a servicios de infraestructura clave durante la crisis de Covid‑19, a la vez que sentó las bases normativas para la recuperación mediante infraestructura sostenible y resiliente.

En Belice, el Proyecto de Conservación Marina y Adaptación al Cambio Climático contribuye a reforzar la resiliencia climática de los principales ecosistemas mediante la ampliación de la cobertura de las zonas marítimas protegidas en las aguas territoriales del país, la restauración de 12 arrecifes de coral y el fortalecimiento de los medios de subsistencia de más de 1,500 personas.

En Brasil, el banco está brindando asistencia técnica para ayudar a reformar los sectores de energía, gas y minería -que se encuentran entre los principales motores de la economía-, con el objetivo de mejorar la competitividad y la eficiencia, aprovechar el financiamiento privado para generar infraestructura energética y minera sostenible, y reforzar la resiliencia frente al cambio climático.

Por su parte, México es sumamente vulnerable a los efectos del cambio climático y la degradación ambiental, situación que se ha visto agravada por los impactos de la pandemia.

El Banco Mundial está trabajando con el gobierno mexicano para reforzar la sostenibilidad y la resiliencia ambientales y ampliar el acceso a infraestructura urbana adaptable y viviendas sociales.

Según el banco, estos esfuerzos ayudarán a regular las emisiones, medir la calidad del aire en las ciudades más grandes y preservar los bosques, así como mejorar las condiciones de vida de más de 1 millón de personas en las zonas urbanas.

 

Redacción Opportimes

Publicidad
Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba