Mercados

Ayuda alimentaria en Estados Unidos

Estados Unidos

envía diversos productos a los programas de ayuda alimentaria, con inclusión de trigo, maíz, sorgo, aceites vegetales, legumbres y alimentos compuestos enriquecidos.

Durante el ejercicio fiscal 2022, Estados Unidos suministró 2 millones de toneladas de ayuda alimentaria en especie por un valor total de 1,200 millones, de acuerdo con datos de la Organización Mundial de Comercio (OMC).

El ejercicio fiscal en Estados Unidos va de 1 de octubre al 30 de septiembre.

Ahí, los datos se basan en los envíos efectivos de productos agropecuarios durante el ejercicio fiscal 2022, y podrán ser objeto de modificaciones una vez finalizado el envío de productos.

¿Qué productos fueron los más destacados? Trigo, con 1.2 millones de toneladas; sorgo, con 370,000 toneladas, y guisantes, con 126,000 toneladas.

Además, en ese mismo ejercicio fiscal, Estados Unidos suministró 4,000 millones para la ayuda en efectivo y en forma de vales y de compras de alimentos en los mercados locales o regionales, en el marco del Programa de Seguridad Alimentaria en Situaciones de Emergencia.

La ayuda alimentaria de Estados Unidos en respuesta a situaciones de emergencia se suministra a través de los gobiernos beneficiarios, organizaciones privadas de voluntarios y otras organizaciones internacionales, en particular el Programa Mundial de Alimentos (PMA) de las Naciones Unidas.

Ayuda alimentaria

Estas organizaciones trabajan en estrecha colaboración con los gobiernos de los países beneficiarios a nivel nacional y local para realizar evaluaciones de las necesidades e identificar las regiones y grupos de beneficiarios que requieren ayuda alimentaria de urgencia.

Se suministra ayuda alimentaria de urgencia a las poblaciones necesitadas y no es necesario presentar previamente una declaración de catástrofe para beneficiarse de ella.

La ayuda alimentaria de Estados Unidos en el marco de programas no urgentes de desarrollo o creación de capacidad se suministra a través de organizaciones privadas de voluntarios, cooperativas, los gobiernos de los países en desarrollo y sus organismos, universidades, el PMA y otras organizaciones internacionales.

El gobierno de Estados Unidos trabaja con los organismos de ejecución y los gobiernos beneficiarios para analizar los mercados y elegir los productos agropecuarios que no perturben la producción local, los precios, los mercados locales o el comercio.

En consonancia con los informes previstos en el Convenio sobre Asistencia Alimentaria, estas evaluaciones pueden realizarse por expertos del gobierno de Estados Unidos o mediante la contratación de un tercero independiente.

 

Redacción Opportimes