América del NorteAmérica LatinaComercio

Agricultura argentina: un líder en maíz, trigo, soya y bovino

La agricultura argentina cuenta con unas condiciones naturales especialmente favorables para la producción diversificada: grandes extensiones de tierra fértil y variados suelos y climas.

Argentina se ha posicionado a lo largo de los años como uno de los principales productores y exportadores de alimentos del mundo.

De acuerdo con la empresa Cresud, durante la década de los noventa, la agricultura y la ganadería argentinas experimentaron cambios radicales, como un aumento significativo de la producción y el rendimiento (gracias a un sostenido proceso de modernización agrícola), la relocalización de la producción (cultivos vs. ganadería) y un importante proceso de reestructuración dentro de la industria, así como una mayor concentración de la tierra.

Aprovechando un contexto internacional favorable, el sector agropecuario ha sido uno de los principales motores de la recuperación argentina tras la crisis económica y financiera de 2002.

A nivel mundial, Argentina se ubicó como la séptima economía más exportadoras de productos agrícolas, con 51,000 millones de dólares en 2021.

En ese indicador tuvo el crecimiento interanual (+42%) más dinámico entre los 10 mayores exportadores correspondientes, según estadísticas de la Organización Mundial de Comercio (OMC).

Agricultura argentina

Según el World Agricultural Supply and Demand Estimates Repro, publicado por el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos el 12 de octubre de 2022, se espera que la producción mundial de soja para la campaña 2022/2023 sea de unos 390,99 millones de toneladas, lo que supone un incremento del 10.7% respecto a la campaña 2021/2022.

Argentina, es uno de los principales exportadores de Soja, junto con Brasil, Paraguay y Uruguay.

Se espera que la producción y las exportaciones de soja de Argentina para la campaña 2022/2023 sean de unos 51.00 millones de toneladas y 7.00 millones de toneladas, respectivamente.

Esto significa un aumento de 15.9% en la producción de soja de Argentina, y un aumento de 150,0% en sus exportaciones de soja, en comparación con la temporada 2021/2022.

Segundo lugar

También se proyecta que la producción mundial de maíz sea de unos 1,168.74 millones de toneladas para la campaña 2022/2023, lo que supone 3.99% menos que en la campaña anterior.

Argentina es el segundo exportador mundial de maíz después, de Brasil y seguido por Ucrania, Rusia y Sudáfrica.

Para la campaña 2022/2023 se pronostica que la producción y las exportaciones de maíz de Argentina ronden 55.0 millones de toneladas y 41.0 millones de toneladas, respectivamente.

Esto significa un aumento de 3.8% en la producción de maíz de Argentina, y un aumento del 5.1% en sus exportaciones de maíz, en comparación con la temporada 2021/2022.

Cresud refiere que las políticas implementadas por el nuevo gobierno desde su asunción han permitido mejorar las proyecciones para el sector agropecuario.

Sobre todo, la fuerte devaluación del peso, las rebajas impositivas a las exportaciones y el tipo de cambio especial para los productos derivados de la soja han mejorado la situación de los productores agropecuarios.

Menor producción

Se espera que la producción y las exportaciones de trigo de Argentina para la campaña 2022/2023 sean de unos 17.50 millones de toneladas y 12,00 millones de toneladas, respectivamente.

Esto significa una disminución de 22.2% en la producción de trigo de Argentina, y una disminución del 26.2% en sus exportaciones de trigo; en comparación con la temporada 2021/2022.

Según el Instituto de Promoción de la Carne de Vacuno (IPCVA), el sacrificio de ganado vacuno durante el segundo trimestre de 2022 superó ligeramente los 3.34 millones de cabezas, una cantidad moderadamente superior que representa un aumento de 6.3%, en comparación con los valores correspondientes al primer trimestre de 2022, cuando se habían sacrificado aproximadamente 3.14 millones de bovinos.

En comparación con el segundo trimestre de 2021, cuando se habían sacrificado alrededor de 3.17 millones de cabezas, el sacrificio de bovinos registró un aumento moderado de 5.5 por ciento.

Durante el primer semestre de 2022, el sacrificio de bovinos ha resultado en aproximadamente 6.48 millones de cabezas, esto es 2.2% por encima de los valores correspondientes al primer semestre de 2021, en el que se habían sacrificado cerca de 6.35 millones de bovinos.

 

Redacción Opportimes

Publicidad
Mostrar más
Botón volver arriba