Inversiones

Apoyos agrícolas en China disminuyen desde 2016

Los apoyos agrícolas en China disminuyeron desde 2016, aunque mantienen el enfoque más fuerte en aumentar los ingresos de los hogares agrícolas, de acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y la Comisión de Comercio Internacional de Estados Unidos (USITC).

China tiene la población más grande del mundo y la segunda superficie terrestre más grande.

Si bien cuenta con casi 20% de la población mundial, solo tiene 7% del agua potable del mundo y 10% de las tierras agrícolas del mundo.

Por tanto, China es un país con escasez de recursos, lo que da lugar a una fuerte competencia entre la agricultura y otros usuarios de la tierra y los recursos hídricos.

China

Source: OECDE.

La agricultura representa 25.4% del empleo, pero su participación de 7.4% en el PIB indica que la productividad laboral es significativamente más baja que en el resto de la economía. Incluso si los ingresos rurales están creciendo a tasas elevadas, se mantienen en alrededor de un tercio de los de las áreas urbanas.

Apoyos agrícolas

La participación de la ayuda a los productores agrícolas en los ingresos agrícolas brutos en China disminuyó gradualmente desde 2016 después de dos décadas de crecimiento constante.

Según la OCDE, estos apoyos a la agricultura promediaron 12.5% en 2018-20, lo que refleja reformas de política con respecto a la intervención en el mercado de soja, colza, algodón y maíz, así como al precio mínimo de compra para el trigo y el arroz.

La depreciación nominal del yuan frente al dólar desde 2014 (después de un largo período de apreciación) es otro factor que influye en la evolución de las brechas de precios y contribuye a estabilizar los niveles de sostenimiento de los precios de mercado (MPS) en los últimos años.

Los pagos basados ​​en la superficie plantada han aumentado constantemente desde 2014 como resultado de las reformas recientes, pero el MPS sigue siendo la parte dominante de la ayuda total, generada tanto por las políticas de sostenimiento de los precios internos como por diversas medidas en frontera a las importaciones.

En general, más de dos tercios de la ayuda a los productores adoptan la forma de transferencias potencialmente más distorsionantes, una pauta constante desde 2000-2002.

Ponderación

El apoyo del gobierno de China a la agricultura es bajo en comparación con el de los países desarrollados, como Estados Unidos y la Unión Europea, pero en línea con el de otras economías de rápido crecimiento, según la USITC.

Según lo medido por el PSE de la OCDE, la cantidad de ayuda proporcionada a los agricultores chinos fue baja (y a veces negativa) durante la década de 1990, pero aumentó gradualmente durante el período 2008-2010.

El PSE se define como el valor monetario estimado de las transferencias de los consumidores y contribuyentes a los agricultores, expresado como un porcentaje de los ingresos agrícolas brutos (definido como el valor de la producción agrícola total a precios de venta al público), más el apoyo presupuestario.

Desde la perspectiva de la empresa Sino Agro Food, en comparación con otros países con un nivel de desarrollo similar, incluidos Brasil, México, Rusia y Sudáfrica, el apoyo de China a los agricultores se encuentra en el medio del rango.

El PSE de China refleja cambios en las prioridades políticas del gobierno central, desde la autosuficiencia de granos y los bajos precios al consumidor hacia un enfoque más fuerte en aumentar los ingresos de los hogares agrícolas, según la USITC.

Prioridades

El apoyo del gobierno al sector agrícola de China indica que los políticos chinos están poniendo un énfasis renovado en la economía rural.

Al mismo tiempo, el apoyo indirecto, en forma de servicios generales, es muy elevado en comparación con programas de apoyo similares en otros países, debido en gran parte a las inversiones en infraestructura agrícola.

Los servicios generales incluyen servicios modernos de investigación y extensión, agencias de seguridad alimentaria y servicios de información sobre precios agrícolas, la mayoría de los cuales brindan beneficios a los productores y consumidores en toda la economía.

En comparación con los pagos directos a los agricultores, la ayuda a los servicios generales distorsiona menos la producción del sector.

 

Redacción Opportimes

Publicidad
Mostrar más
Botón volver arriba