Industria

AHMSA: riesgos relativos al negocio

La empresa siderúrgica AHMSA, el único proveedor mexicano de placa en hoja, hojalata y lámina cromada, enfrenta importantes riesgos relativos a la marcha de su negocio.

En general, la inestabilidad en los precios internacionales del acero en los últimos años, además de la falta de inversiones y mantenimiento en la planta industrial de la compañía y sus minas de fierro y carbón, han ocasionado una reducción significativa en la producción de acero.

Como resultado, los resultados de operación y el flujo de efectivo de AHMSA se vieron afectados y se generó un atraso en el cumplimiento de las obligaciones de la empresa a corto plazo, principalmente en el pago a proveedores y acreedores financieros e impuestos.

Además, el 10 de junio de 2020 y el 5 de octubre 2021 Cargill Financial Services International, el principal acreedor financiero de la compañía, notificó el vencimiento anticipado de sus créditos, y el 18 de junio de 2020, en forma unilateral, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) comunicó la cancelación de los contratos de suministro de carbón térmico para las centrales termoeléctricas.

Resultados financieros de la empresa

La empresa siderúrgica AHMSA, el único proveedor mexicano de placa en hoja, hojalata y lámina cromada, enfrenta importante riesgos relativos a la marcha de su negocio.

Los estados financieros consolidados han sido preparados bajo el supuesto que la compañía continuará como negocio en marcha.

Como se muestra en los estados financieros consolidados, durante el periodo que terminó el 31 de marzo de 2022 y el año terminado el 31 de diciembre de 2021, AHMSA presenta una utilidad y una pérdida neta consolidada de 345 y 631 millones de pesos, respectivamente, y a esas fechas sus pasivos circulantes exceden sus activos circulantes por 26,372 y 27,571 millones de pesos, respectivamente.

AHMSA

Además, al 31 de marzo de 2022, AHMSA tiene un déficit en su capital contable, lo que de acuerdo con la Ley de Sociedades Mercantiles podría ser causa de disolución de la entidad a solicitud de algún tercero interesado.

Estos hechos indican la existencia de una incertidumbre material que puede generar dudas significativas sobre la capacidad de la compañía para continuar como negocio en marcha.

Los estados financieros consolidados no incluyen aquellos ajustes relacionados con la valuación y clasificación de los activos y con la clasificación e importe de los pasivos, que podrían ser necesarios en caso de que la empresa no pudiera continuar en operación.

Como parte de los esfuerzos de la compañía para obtener recursos adicionales, el 30 de noviembre de 2020, se obtuvo una línea de crédito de hasta 4,000 millones de pesos con Almacenadora Afirme, para la adquisición de materias primas.

 

Redacción Opportimes

Publicidad
Mostrar más
Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: