Oportunidades de Negocio

Ventajas y desafíos para los exportadores estadounidenses en México

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) describió algunas de las principales ventajas para los exportadores estadounidenses en México, así como sus desafíos.Entre las primeras está que las economías de Estados Unidos y México están altamente integradas y los mexicanos están familiarizados con las prácticas y productos comerciales estadounidenses. Durante 2022-2023 el peso se fortaleció en comparación con el dólar, lo que llevó a llamar a la moneda mexicana como “superpeso”. Esto permitió que las importaciones desde Estados Unidos fueran más baratas, lo que podría influir favorablemente en el volumen de productos importados a México. Los vínculos culturales, históricos, geográficos y familiares compartidos crean y facilitan oportunidades para el comercio. El Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) proporciona un mejor acceso al mercado, particularmente en términos de operaciones aduaneras e intelectuales. propiedad y medidas anticorrupción. Mientras que la amplia presencia de representantes del gobierno y la industria estadounidense facilita la identificación de oportunidades comerciales, los consumidores mexicanos asocian las marcas estadounidenses con un alto valor y calidad constante. Los principales minoristas cuentan con sistemas de logística y distribución cada vez más sofisticados para importaciones de alto valor, y la mayoría de ellos tienen opciones de comercio electrónico. Otra ventaja es que las inversiones logísticas constantes garantizan entregas confiables, preservando la calidad del producto y fortaleciendo la red de la cadena de suministro entre ambos países. Por último, los consumidores urbanos de ingresos altos y medios a menudo buscan (y pueden permitirse) productos importados.

Exportadores estadounidenses

Del lado de los desafíos, están la violencia y el crimen que afectan negativamente el comercio y pueden disuadir a las personas de visitar o invertir en México. Por un lado, los problemas en la frontera son comunes y pueden retrasar los despachos. Por otro lado, las oleadas de inmigrantes, las huelgas del transporte (tanto ferroviario como de camiones) y otros problemas pueden obstaculizar las operaciones fronterizas.Todo esto puede causar que las operaciones fronterizas se detengan o se atrasen y resulten en pérdida de dinero y tiempo. Los productos importados suelen ser más caros y los consumidores mexicanos son sensibles a los precios. Además de que la logística en algunos pueblos pequeños y zonas rurales de México sigue estando subdesarrollada, las barreras técnicas y los requisitos de etiquetado mexicanos pueden causar retrasos en la frontera. Las regulaciones de importación pueden cambiar sin previo aviso y, en ocasiones, están sujetas a interpretación por parte de los funcionarios fronterizos. Los acuerdos comerciales de México con más de 40 países crean competencia para los productos estadounidenses. También hay mayor competencia de los productores y procesadores de alimentos locales. Algunas empresas estadounidenses aún no están familiarizadas con la cultura empresarial mexicana o enfrentan barreras idiomáticas. Algunos productos requieren una educación constante del consumidor, lo que puede resultar costoso y llevar mucho tiempo.

 

Redacción Opportimes