Global

UBS: PIB, índice de valores e inflación, secuelas de la pandemia

La empresa global de servicios financieros UBS destacó las principales secuelas de la pandemia de Covid-19 en el PIB, índices de valores e inflación en varios mercados del mundo durante 2020.

Para empezar, el PIB suizo cayó 3%, en comparación con una tasa de crecimiento de 1.1% en 2019.

Por su parte, el PIB de Estados Unidos disminuyó 3.5%, luego de un crecimiento de 2.2% en 2019, ya que las restricciones relacionadas con Covid-19 frenaron la actividad económica.

La contracción fue aún más aguda en la zona euro, con una caída del PIB del 6.8%, después de una expansión de 1.3% en 2019.

En general, según UBS, las economías de la zona euro han sufrido más que Estados Unidos por una reducción de los flujos comerciales mundiales.

En particular, la economía de Alemania se contrajo 5.3%, después de crecer 0.6% en 2019.

El Reino Unido registró la mayor contracción de todas, con un descenso del PIB de 9.9 por ciento.

UBS

A nivel global, China fue una de las primeras naciones que comenzaron a recuperarse de la pandemia y sufrió en menor medida de nuevas olas del virus que Europa o Estados Unidos.

El crecimiento de la economía china se desaceleró a 2.3%, tras un crecimiento de 6.1% en 2019.

Otras economías asiáticas líderes también resistieron la pandemia relativamente bien, y la economía de Corea del Sur se contrajo solo 1%, después de crecer 2.7% en 2019.

Taiwán fue un raro ejemplo de economía desarrollada que logró crecer en 2020, con una expansión del PIB del 3 por ciento.

América Latina

Los principales mercados emergentes fuera de Asia fueron en general menos resistentes.

La economía de México se contrajo 8.5% después de una contracción de 0.3% en 2019.

Mientras tanto, el crecimiento de Brasil fue de menos 4.7%, luego de un crecimiento de solo 1.1% en 2019.

De conformidad con UBS, el PIB mundial se contrajo 3.4%, después de crecer 2.9% en 2019.

La Fed

Los principales bancos centrales intentaron amortiguar el golpe económico de la pandemia, reduciendo las tasas de interés, ampliando los programas de flexibilización cuantitativa e introduciendo servicios de préstamos de emergencia.

En particular, UBS expuso que el balance de la Reserva Federal se expandió de alrededor de 4 billones a 7 billones de dólares.

A su vez, el Banco Central Europeo (BCE) mantuvo los tipos en menos 50 puntos básicos, mientras que los tipos se mantuvieron en menos 75 puntos básicos en Suiza.

Eso no impidió que la inflación no alcanzara los objetivos en la mayoría de los países: en Estados Unidos, la inflación fue del 1,9%, frente a un objetivo del 2%; la zona euro registró solo una inflación del 0,4%, en comparación con un objetivo de 2% o poco menos.

Pero la flexibilización del banco central, el apoyo fiscal sustancial y el optimismo sobre el inicio de los lanzamientos de vacunas ayudaron a los mercados de valores a avanzar a pesar de los vientos económicos en contra.

Así, el índice MSCI All Country World subió 14.3% y el S&P 500 escaló 16.2 por ciento.

El mayor avance se produjo en el sector de la tecnología, con el Nasdaq Composite subiendo 43.6 por ciento.

En tanto, el CSI 300 de China tuvo un rendimiento notablemente superior, con un avance de 27.2 por ciento.

También fue un año favorable para los inversores en tenencia de bonos del Estado.

El rendimiento de los bonos del Tesoro estadounidense a 10 años cayó alrededor de 100 puntos básicos hasta 0.92 por ciento.

El rendimiento del Bund alemán a 10 años cayó 35 puntos básicos hasta un 0.53% negativo.

 

Publicidad
Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba