Jets Privados Jets Privados Toluca
América del NorteComercio

Triunfo de demócratas podría implicar renegociar el T-MEC

Al conseguir la mayoría de los escaños en la Cámara de Representantes, los legisladores demócratas podrían renegociar el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) a través de cartas paralelas.

En las elecciones de este martes, los demócratas lograron el control de la Cámara de Representantes, mientras los republicanos conservaron el Senado, lo que en la práctica permite el bloqueo de la actividad legislativa.

Algunos legisladores demócratas han cuestionado que los cambios al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN, que se llamaría T-MEC) no tienen los suficientes candados para hacer cumplir efectivamente las leyes mexicanas en los campos laboral y ambiental, aun cuando tendrá un mecanismo de resolución de controversias para ambos casos.

Si se incluyen otras cartas paralelas, ocurriría una situación similar al periodo previo en el TLCAN entró en vigor en 1994.

Al inicio, el TLCAN entró en vigor el 1 de enero de 1994. El acuerdo fue firmado por el presidente George H. W. Bush el 17 de diciembre de 1992 y aprobado por el Congreso el 20 de noviembre de 1993. La Ley de Implementación del TLCAN se firmó en Ley del presidente William J. Clinton el 8 de diciembre de 1993.

Poco después de comenzar su presidencia, Clinton abordó los problemas laborales y ambientales al unirse a sus homólogos en Canadá y México para negociar acuerdos laterales formales en el TLCAN.

La legislación de implementación del TLCAN incluía disposiciones sobre los acuerdos paralelos, que autorizaban la participación de Estados Unidos en las comisiones laborales y ambientales del TLCAN y los créditos para estas actividades.

Sanciones, el T-MEC vs TLCAN

El Acuerdo de Cooperación Laboral de América del Norte (ACLAN) y el Acuerdo de Cooperación Ambiental de América del Norte (ACAAN) entraron en vigor el 1 de enero de 1994, el mismo día que el TLCAN.

La legislación de implementación del TLCAN también incluyó dos programas de asistencia de ajuste, diseñados para facilitar mano de obra relacionada con el comercio y presiones de ajuste firme: el Programa de Asistencia para el Ajuste de Transición del TLCAN (NAFTA-TAA) y el Programa de Inversión y Ajuste Comunitario de los Estados Unidos (USCAIP).

Los acuerdos laterales laborales y ambientales incluían lenguaje para promover la cooperación en ambos asuntos, así como disposiciones para abordar el incumplimiento de una parte para hacer cumplir sus propias leyes laborales y ambientales.

Quizás los más notables fueron los procesos de solución de controversias de los acuerdos paralelos que, como último recurso, pueden imponer evaluaciones monetarias y sanciones para hacer frente a la falta de cumplimiento de sus leyes por parte de una parte.

El TLCAN fue la primera vez que las disposiciones laborales y ambientales se asociaron con un TLC. Para muchos, representó una oportunidad para cooperar en asuntos ambientales y laborales a través de las fronteras y para establecer un nuevo tipo de relación entre los socios del TLCAN.

Los cambios implementados en las cartas paralelas no tuvieron la fuerza necesaria porque, entre otros puntos, no podían llevarse al mecanismo de solución de controversias.

 

pleca

Tags

Related Articles

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Content is protected !!
Close
Close
A %d blogueros les gusta esto: