Jets Privados Jets Privados Toluca
Global

Transporte marítimo tiene tres alternativas para límites de azufre

Los operadores de buques tienen tres alternativas principales disponibles para cumplir con los límites marítimos internacionales de azufre de 2020, de acuerdo con un análisis del Congreso estadounidense.

Los operadores pueden optar por comprar combustibles con bajo contenido de ese mineral; instalar dispositivos de recuperación como los depuradores, que eliminan los contaminantes de los gases de escape del barco, o usar combustibles no derivados del petróleo, como el gas natural licuado (GNL).

Cada alternativa ofrece un conjunto diferente de costos potenciales para los operadores, aunque cada uno puede reducir las emisiones de azufre en la misma medida, proporcionando las mismas mejoras en la calidad del aire.

El combustible para embarcaciones marinas se conoce como combustible búnker. El combustible búnker se produce en las refinerías de petróleo de todo el mundo. El proceso de refinación en esas refinerías, en resumen, consiste en calentar una mezcla de aceites crudos. Los productos más livianos, la gasolina, el diésel y los combustibles para reactores, se evaporan y recuperan.

Las fracciones restantes más pesadas, que también retienen la mayoría de las impurezas, incluido el azufre, se denominan fondos de torres de vacío (VTB).

Mayores costos

Según el análisis, se puede proporcionar combustible de bajo contenido de azufre a la industria naviera, ya sea invirtiendo en instalaciones en refinerías que procesan aún más los VTB para reducir el contenido de azufre, o mezclando destilados de mayor valor (diésel, gasóleo o combustible para calefacción doméstica) para reducir el contenido del mineral.

En cualquier caso, es probable que aumente el costo del combustible del búnker. La Administración de Información de Energía (EIA) proporcionó un ejemplo para sugerir la posible magnitud del aumento del costo asociado con los combustibles de bajo contenido de azufre.

La EIA examinó el costo relativo del gasóleo con bajo contenido de azufre (un destilado con un contenido de azufre del 0.1%) y el combustible residual con un alto contenido de azufre (contenido máximo del 3.5%) en el centro de comercio y refinación de Ámsterdam-Rotterdam-Amberes en 2016. Ese gasóleo bajo en azufre tenía un precio persistente de más de 20 dólares por barril frente al residuo de alto contenido del mismo mineral.

Si los dos combustibles se mezclaran para cumplir con los estándares internacionales de azufre de 2020, el aumento de costos para el combustible compatible resultante reflejaría las proporciones de los dos combustibles mixtos.

 

pleca

expo CARGA
Etiquetas

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
error: Content is protected !!
Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: