Aéreo

Transporte aéreo: se acabaron los viajes baratos

Los viajes internacionales y los paquetes vacacionales (de bajo costo) no volverán a ser lo que eran con la llegada de Covid-19, mientras las aerolíneas están luchando por sobrevivir, y se avecina una serie de colapsos y quiebras.

Esa es la conclusión de Bart A. Pattyn, gestor de Crisis de Bart A. Pattyn Management b.v.

En palabras de él: “Sólo los más fuertes y ágiles sobrevivirán, pero con una flota más pequeña y una oferta reducida”.

Un sector de aerolíneas mucho más pequeño podrá cobrar precios “normales” por los viajes intercontinentales.

Los vuelos transatlánticos costarán más de 1,000 dólares para los vuelos básicos, como antes del auge de las aerolíneas de 49,99 libras, según sus previsiones

La realidad actual de que un vuelo de 500 km sea más barato que el correspondiente viaje en tren no tiene ningún sentido económico y podría desaparecer. ¿Volver al transporte público sostenible?

“Incluso podríamos ver el regreso de los transportistas de bandera, ya que los gobiernos subvencionan a los transportistas para asegurar que su capital permanezca conectado, lo cual no es obvio cuando las grandes compañías aéreas buscan rutas rentables para sobrevivir”, afirma Pattyn.

Mientras que los viajes privados para el turismo se volverán más exclusivos, los viajes de negocios estarán aún más presionados.

Viajes y Covid-19

Con el cierre, los capitanes de las empresas se acostumbraron a las reuniones por vídeo incluso para su personal cercano.

Desde la perspectiva de Pattyn, el argumento convincente de volar por todo el mundo a precios más altos será mucho más difícil de hacer, por lo que los volúmenes bajarán y se mantendrán bajos.

Esto tendrá consecuencias también para la industria de la hospitalidad, según él: no sólo los hoteles necesitan adaptar la capacidad al distanciamiento social, sino que probablemente no habrá un retorno al turismo de masas con buffets todo incluido y grupos que se mueven de forma sincronizada a través de los circuitos turísticos; los viajes estarán aún más presionados.

Con menos viajeros de negocios y menos turismo masivo, se puede esperar que las cadenas hoteleras se consoliden.

Los alojamientos privados se elevarán a un nivel superior para compensar el menor volumen. ¿Los viajes nacionales y el alojamiento compartido pueden ser los ganadores al final?

 

Publicidad
Tags

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
error: Content is protected !!
Cerrar
Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: