Global

TIPAT: desafíos para Estados Unidos por petición de ingreso de China

Las peticiones de China y Taiwán para unirse al Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (TIPAT) representan desafíos para Estados Unidos, destacó un análisis del Congreso estadounidense.

Ambas economías asiáticas solicitaron, por separado, su ingreso al TIPAT durante el mes en curso.

Estados Unidos se retiró del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP, por su sigla en inglés) en 2017, pero los otros países negociadores continuaron para concluir el TIPAT en 2018.

Solo Australia, Canadá, Japón, México, Nueva Zelanda, Perú, Singapur y Vietnam han ratificado e implementado el TIPAT. Brunei, Chile y Malasia no se beneficiarán hasta que completen sus procesos de ratificación.

Según el análisis, la solicitud formal de adhesión de China y su posible participación en ese acuerdo comercial, junto con la de Taiwán, pueden tener implicaciones sobre cómo los países ven el liderazgo comercial y económico de Estados Unidos y la influencia de Estados Unidos en el desarrollo de nuevas reglas comerciales.

Estados Unidos no participa en ninguno de los principales acuerdos o negociaciones comerciales regionales de Asia y el Pacífico.

Desafíos para Estados Unidos

Los proponentes del TPP argumentaron que la retirada de Estados Unidos del TPP cedió el liderazgo estadounidense en el desarrollo de nuevas reglas comerciales, particularmente en áreas donde las barreras comerciales son una preocupación creciente y donde actualmente no existen reglas y disciplinas multilaterales integrales (por ejemplo, empresas estatales y comercio digital), aunque críticos del TPP cuestionaron esta premisa.

Algunos miembros y observadores han instado a la Administración Biden a unirse al TIPAT con el argumento de que esto promoverá el compromiso comercial y económico de Estados Unidos en Asia y garantizará que las prioridades estadounidenses continúen dando forma a las reglas comerciales regionales.

La Administración de Biden ha declarado que no se uniría a ese acuerdo comercial en su forma actual.

Según se informa, la Administración podría centrarse en un posible acuerdo comercial digital entre socios comerciales clave de Estados Unidos en la región, aunque hasta la fecha no ha anunciado tales planes.

Algunos expertos en política comercial advierten que la influencia económica de China podría persuadir a los miembros del TIPAT de debilitar los estándares del acuerdo actual a cambio de un mayor acceso al mercado de China.

Otros sugieren, concluye el análisis, que la aplicación de China, que según los líderes de China está impulsada por un deseo de un compromiso multilateral más sustantivo en el comercio, puede reflejar un deseo de fracturar las estrategias de contención percibidas entre Estados Unidos y sus aliados dentro del también llamado TPP-11, como Japón.

 

Desafíos para Estados Unidos, TIPAT: desafíos para Estados Unidos por petición de ingreso de China

Publicidad
Mostrar más
Botón volver arriba