Mercados

Tendencias del negocio de remesas de dinero de Estados Unidos a México

Las tendencias en el negocio de remesas de dinero transfronterizas tienden a correlacionarse con las tendencias de inmigración, destaca International Money Express.

También se vinculan con las oportunidades económicas mundiales y los niveles de empleo relacionados en ciertas industrias como la construcción, la tecnología de la información, la manufactura, la agricultura y la hospitalidad, así como otras industrias de servicios.

Según la última información disponible de la Matriz de Remesas del Banco Mundial, el corredor de remesas de Estados Unidos a México fue el mayor del mundo en 2021.

International Money Express afirma que una tendencia significativa que afecta al sector de las remesas de dinero es la creciente regulación de los bancos, que dificulta que las empresas de remesas de dinero tengan relaciones bancarias sólidas.

La regulación en Estados Unidos y en otros países se centra, en parte, en la ciberseguridad y la protección del consumidor.

Negocio de remesas

Las remesas son un tipo destacado de transferencia financiera transfronteriza y a menudo, estos pagos se realizan entre familias inmigrantes.

Estados Unidos tiene más inmigrantes que ningún otro país del mundo: los inmigrantes representan 14.1% de la población estadounidense y son la mayor fuente mundial de remesas.

Las transacciones de remesas suelen implicar a un remitente de un país, un receptor en otro país, intermediarios financieros en ambos países y un sistema de pago utilizado por los intermediarios.

De acuerdo con un análisis del Congreso estadounidense, las instituciones financieras que participan en el mercado de remesas, valorado en 540,000 millones de dólares, pueden ser bancos o cooperativas de crédito, pero a menudo son transmisores de dinero, como MoneyGram, Western Union o PayPal.

Las remesas han aumentado de forma constante en las últimas tres décadas y son la mayor fuente de financiación externa para los países de renta baja y media, superando a la Inversión Extranjera Directa (IED), la inversión de cartera y la ayuda oficial al desarrollo (AOD).

En 2022, las remesas a los países de renta baja y media se estiman en 626,000 millones de dólares, lo que supone un aumento con respecto a los 597,000 millones de dólares de 2021 y con respecto a los 75,000 millones de dólares de 1990.

El Banco Mundial señala que, en 2022, India fue el mayor país receptor de remesas (100,000 millones de dólares), seguido de México (60,000 millones), China (51,000 millones) y Filipinas (38,000 millones).

 

Redacción Opportimes