Energía

Tailandia promueve energías renovables con 3 directrices

El gobierno de Tailandia ha promovido las energías renovables a través de tres directrices, destaca un informe de la Organización Mundial de Comercio (OMC).

Con el fin de alcanzar estos objetivos, el gobierno tailandés ha aplicado una serie de políticas, principalmente medidas de carácter interno, tales como subvenciones y diferentes programas de incentivos.

Estas subvenciones, no obstante, han supuesto importantes costos económicos. Además, los precios de los productos energéticos están vigilados o controlados.

En el caso de algunos productos, como el gas natural para vehículos (GNV), el gasóleo y el gas licuado de petróleo (GLP), los precios al por menor se fijaron por debajo del costo de producción, de modo que las diferencias de precios se han compensado con subvenciones oficiales.

En los últimos años, Tailandia se ha centrado en promover el uso de energías renovables, no solo mediante los incentivos en forma de exenciones o reducciones del impuesto sobre la renta de las sociedades y de los aranceles de importación que ofrece la Junta de Inversiones (BOI), sino también por medio de otros programas de incentivos.

Se denomina energías renovables a la energías que se obtiene a partir de fuentes naturales virtualmente inagotables, ya sea por la inmensa cantidad de energía que contienen, o porque son capaces de regenerarse por medios naturales.​

Entre las energías renovables se cuentan la energía eólica, la geotérmica, la hidroeléctrica, la mareomotriz, la solar, la undimotriz, la biomasa y los biocarburantes.

Estas son las tres directrices en energías renovables:

Programa de tarifas reguladas para energías renovables

Los microproductores de energías renovables reciben pagos por kWh (“tarifas reguladas”) superiores a los que abonan a los productores de electricidad convencional al por mayor las empresas de servicios públicos de propiedad estatal (la Administración Metropolitana de Electricidad (MEA), la Administración Provincial de Electricidad (PEA) y la Administración de Generación de Electricidad de Tailandia (EGAT)).

Las tarifas varían en función de la tecnología utilizada: solar, biomasa, eólica e hidroeléctrica. El programa se introdujo en 2006 y las tarifas reguladas se han revisado varias veces. Los cambios en las tarifas deben contar con la aprobación del Consejo Nacional de Política Energética (NEPC).

Programa de centrales eléctricas comunitarias

Aprobado por el NEPC el 11 de septiembre de 2019, este programa tiene por objeto mejorar la sostenibilidad de las comunidades mediante la construcción de centrales eléctricas que generen electricidad a partir de materias primas renovables locales, como la biomasa o el biogás.

Programa de proyectos de energía solar para los hogares

Aprobado por el NEPC el 19 de marzo de 2020, su objetivo primordial es impulsar la generación de energía eléctrica utilizando paneles solares en cubiertas para el autoconsumo o la venta de la energía excedentaria a la red.

El Plan de Desarrollo de Energías Alternativas (AEDP) 2018 fijó en 50 MW el objetivo del programa, con una tarifa regulada durante 10 años.

A su vez, el Fondo ENCON se creó en 1992 en virtud de la Ley ENCON, E.B 2535, con el fin de apoyar proyectos destinados a mejorar la eficiencia energética, promover las energías renovables y aumentar la conservación de energía.

El Fondo es administrado por el Comité del Fondo ENCON.

Tienen derecho a recibir subvenciones con cargo al Fondo las empresas directamente relacionadas con la conservación energética o la solución de problemas ambientales provocados por la conservación energética, y no pueden tener objetivos políticos ni fines lucrativos.

Generación de electricidad y capacidad de generación instalada, a 31 de diciembre de 2019

Los ingresos del Fondo ENCON proceden de los consumidores de combustibles (THB 0,10/litro). El 8 de marzo de 2018, el NEPC aprobó la provisión de THB 10.000 millones al año en concepto de gastos del Fondo ENCON durante los ejercicios presupuestarios de 2017 a 2021.

Tailandia cuenta con multitud de programas de incentivos fiscales y no fiscales a la inversión, con una estructura bastante compleja, entre ellos, los incentivos otorgados por la Junta de Inversiones y los ofrecidos a las zonas económicas especiales, las pymes y a determinados sectores como la agricultura, la pesca y las energías renovables.

 

Publicidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: