Mercados

¿Se intensificará la desaceleración del sector inmobiliario en China?

¿Se intensificará la desaceleración del sector inmobiliario en China? Lo siguiente es la respuesta que da el Fondo Monetario Internacional (FMI) en sus Perspectivas de la Economía Mundial, difundidas este miércoles.

Una desaceleración más amplia en China afectará las perspectivas globales, principalmente a través de los efectos indirectos para los exportadores de materias primas y los mercados emergentes.

El punto de referencia supone una moderación significativa en el crecimiento de la inversión inmobiliaria en 2022, lo que refleja políticas estrictas continuas para controlar los riesgos relacionados con los promotores inmobiliarios apalancados.

Si la desaceleración del sector inmobiliario se intensifica aún más y las tensiones en los balances se extienden más allá de los promotores inmobiliarios, los bancos expuestos y otros intermediarios financieros pueden verse obligados a reducir el crédito a la economía en general.

Sector inmobiliario

Tal resultado frenaría la inversión y el consumo, arrastrando el crecimiento general a la baja con implicaciones adversas para los exportadores de materias primas y otros mercados emergentes.

En China, la disrupción en el sector de la vivienda ha sido el preludio de una desaceleración más amplia.

Con una estrategia estricta de cero Covid-19 que conduce a restricciones de movilidad recurrentes y perspectivas de deterioro para el empleo en el sector de la construcción, es probable que el consumo privado sea menor de lo previsto.

En combinación con una menor inversión en bienes raíces, esto significa que el pronóstico de crecimiento para 2022 se revisa a la baja con respecto a octubre en 0.8 puntos porcentuales, a 4,8 por ciento, con implicaciones negativas para las perspectivas de los socios comerciales.

Otros países

También las perspectivas se han debilitado en Brasil, donde la lucha contra la inflación ha provocado una fuerte respuesta de política monetaria, que pesará sobre la demanda interna.

Una dinámica similar está funcionando en México, aunque en menor medida.

Además, siempre según las previsiones del FMI, la rebaja de calificación de Estados Unidos trae consigo la perspectiva de una demanda externa de México más débil de lo esperado en 2022.

En cuanto a Rusia, el pronóstico está marginalmente marcado a la baja debido a una cosecha débil y una tercera ola peor a la esperada.

El pronóstico de crecimiento de Sudáfrica se rebajó a la luz de una segunda mitad de 2021 más suave de lo esperado y una perspectiva más débil para la inversión, ya que la confianza empresarial sigue siendo moderada.

 

Redacción Opportimes

Publicidad
Mostrar más
Botón volver arriba