Energía

Riesgos al alza y a la baja en los precios del petróleo

El Banco Asiático de Desarrollo (BAsD) indicó riesgos al alza y a la baja en los precios de petróleo en el mundo para 2022.

Para el próximo año, el BAsD espera que los precios del petróleo disminuyan desde sus máximos recientes a medida que la oferta supere la demanda con una producción de petróleo revivida en la OPEP + y los Estados Unidos, con un promedio de 74 dólares/barril en todo el año.

Por un lado, los riesgos al alza para la previsión de precios se derivan de las tensiones geopolíticas y la sustitución prolongada del gas natural por petróleo crudo, especialmente para calentar edificios y generar electricidad.

Por el contrario, los riesgos a la baja reflejan las preocupaciones sobre la variante Omicron, los brotes renovados de Covid-19 en general y la interrupción persistente de las cadenas de valor globales.

Los precios del petróleo crudo Brent subieron en octubre a un máximo de tres años con un promedio de 84 dólares por barril, ya que el aumento de la demanda se encontró con una oferta escasa.

Al mismo tiempo, el repunte de la actividad económica mundial impulsó la demanda de petróleo, al igual que los elevados precios del gas natural, que alcanzaron en octubre su nivel más alto desde febrero de 2014.

El BAsD es una organización financiera para el desarrollo económico de Asia y el Pacífico. Su objetivo principal es la erradicación de la pobreza y facilitar ayudas para mejorar el nivel de vida de la población de la región a través de préstamos y colaboración técnica.

Riesgos al alza

Por el lado de la oferta, una decisión de los exportadores de petróleo liderada por la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP +) de contener la producción de petróleo crudo se apoyó aún más un repunte de los precios del petróleo, al igual que la interrupción del suministro en Estados Unidos causada por el huracán Ida en agosto y septiembre.

Sin embargo, según el BAsD, el repunte de los precios perdió impulso en noviembre por el temor de que la propagación de la variante Omicron pudiera descarrilar la recuperación de la demanda de petróleo justo cuando más oferta llega al mercado.

Los precios del crudo Brent cayeron por debajo de los 80 dólares el barril en la tercera semana de noviembre.

No obstante, la OPEP + decidió el 2 de diciembre seguir adelante con su aumento de producción planificado en enero, solo para que el precio cayera aún más esa semana por debajo de los 70 $/barril.

A pesar del nerviosismo del mercado, los indicadores de demanda siguen siendo positivos y los precios de futuros aún apuntan a un mercado alcista, aunque en menor grado.

Se pronostica que los precios del crudo Brent promediarán $ 71/barril en todo el año.

 

Redacción Opportimes

Publicidad
Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba