ComercioAmérica del Norte

¿Qué omite Estados Unidos cuando hace críticas de su déficit comercial?

El economista de comercio alemán Gabriel Felbermayr rechazó las frecuentes críticas del presidente Donald Trump de que las relaciones comerciales de Estados Unidos están desequilibradas, argumentando en cambio que los estadounidenses tienen un superávit con la Unión Europea.

“Las relaciones económicas en general no son injustas para Estados Unidos. En 2017, obtuvo un superávit en cuenta corriente (bienes, servicios y ganancias corporativas) de 14,000 millones de dólares con la Unión Europea”, dijo Felbermayr, quien es investigador del Instituto Ifo en Munich, en un comunicado de prensa.

Muchos economistas sostienen que intentar reducir el déficit comercial de los Estados Unidos sin abordar los desequilibrios macroeconómicos subyacentes podría afectar negativamente a la economía, incluida la reducción del crecimiento económico.

El déficit en cuenta corriente podría reducirse impulsando el ahorro interno (es decir, reduciendo el consumo interno y los déficits presupuestarios del gobierno) o reducir la inversión extranjera (es decir, reducir los préstamos del exterior).

La realineación de los tipos de cambio mediante la depreciación del dólar o la garantía de que otros países no intervienen en el mercado para devaluar artificialmente sus monedas es otro medio. Por lo general, las políticas comerciales no se consideran las herramientas políticas más efectivas para afectar la balanza comercial general.

La Administración Trump se ha comprometido a adoptar una postura más agresiva para reducir los déficits comerciales bilaterales de Estados Unidos y promover el “comercio libre y justo”, destacando a China y a otros países como México, Japón y Alemania.

En marzo de 2017, el presidente Trump emitió una orden ejecutiva ordenando un “Informe general sobre déficits comerciales significativos”, en un contexto en el que China representa el desequilibrio comercial bilateral más grande de Estados Unidos, de 371,000 millones de dólares en 2017.

Sin embargo, muchos economistas sostienen que el déficit comercial es producto de la política macroeconómica de Estados Unidos y que es probable que los tratados de libre comercio afecten la composición del comercio, pero tienen poco impacto en el saldo negativo en la balanza del comercio exterior estadounidense.

La Administración Trump se ha comprometido a adoptar una postura más agresiva para reducir los déficits comerciales bilaterales de Estados Unidos y promover el “comercio libre y justo”, destacando a China y a otros países como México, Japón y Alemania.

 

pleca

Publicidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
error: Content is protected !!
Cerrar
Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: