Oportunidades de Negocio

Qatar avanza en preparativos para la Copa Mundial de la FIFA de 2022

Qatar informó sobre sus avances en preparativos en instalaciones deportivas e infraestructura para la Copa Mundial de la FIFA de 2022.

Instalaciones deportivas

El Comité Supremo para la Organización y el Legado (SCDL) se encarga de la provisión de instalaciones deportivas para la Copa Mundial de la FIFA de 2022.

Los planes estratégicos del SCDL se apoyan y encajan en los de otras entidades gubernamentales responsables del desarrollo de la infraestructura en Qatar.

Gracias a ello, los efectos desfavorables inmediatos de los desafíos regionales se superaron rápidamente, ya que las autoridades alentaron la producción nacional de materiales de construcción, sin dejar de buscar activamente mercados de importación alternativos

También los esfuerzos del Gobierno por establecer eficaz y rápidamente nuevas rutas marítimas y aéreas han contribuido a limitar los efectos o demoras a largo plazo en los plazos de ejecución.

En este sentido, y a pesar de la situación, Qatar mantiene su compromiso de organizar una Copa Mundial de la FIFA de carácter verdaderamente regional.

Los ocho recintos de la Copa Mundial de la FIFA estarán listos para 2021, pues los proyectos siguen avanzando según el calendario y el presupuesto previstos, y algunos de ellos ya se han completado.

El primer recinto inaugurado fue el estadio Khalifa International, que abrió sus puertas en mayo de 2017, cinco años y medio antes del inicio del torneo.

Los estadios de Al Janoub y Education City se completaron en abril y diciembre de 2019, respectivamente.

Copa Mundial de la FIFA

Para finales de 2020, Qatar tiene seis recintos listos para el torneo, con los estadios Al Rayyan, Al Bayt y Al Thumama terminados.

Ninguno de estos estadios estará a más de 75 km de distancia de los demás.

Además, el estadio Ras Abu Aboud de Qatar, con una capacidad de 40,000 plazas, será completamente desmontado tras el torneo, algo que no se ha hecho nunca con un estadio FIFA.

Esto será posible gracias a su modelo único de construcción, para el que se han utilizado contenedores de transporte y asientos modulares.

Estas y otras partes del estadio se utilizarán posteriormente en otras instalaciones deportivas o de otro tipo.

Asimismo, la mayor parte de los recintos tiene un diseño modular, que permitirá retirar y donar los asientos sobrantes después del 2022.

De hecho, la infraestructura deportiva de Qatar ya está siendo ampliamente utilizada por las comunidades del país.

Cada instalación se ha diseñado con un legado particular en mente, adecuado a las comunidades locales, para que pueda ser utilizada durante mucho tiempo después del torneo.

Esos planes se formularon tras consultar de manera exhaustiva a las comunidades locales para asegurarse de atender las necesidades de quienes utilizarán esas infraestructuras antes y después del torneo.

Muchos recintos tendrán instalaciones deportivas y de otro tipo, a modo de legado; algunos contendrán escuelas, mezquitas, salones de bodas y espacio para el comercio minorista en el estadio y sus zonas aledañas después del 2022.

Medio ambiente

Adicionalmente, Qatar está trabajando para obtener una certificación del Sistema Mundial de Evaluación de la Sostenibilidad (GSAS) para todos los estadios, a fin de asegurar que se utilizan las prácticas y los materiales más respetuosos con el medio ambiente.

Con ese fin, Qatar puso en marcha una estrategia de sostenibilidad conjunta con la FIFA y será el primer país anfitrión en celebrar un torneo completamente neutro en emisiones de carbono.

Como parte de la iniciativa, los estadios se diseñaron con el objetivo de reducir tanto los desechos generados durante la fabricación de los componentes de los estadios como en el lugar de las obras durante la construcción.

También se incorporaron, en la medida de lo posible, soluciones de energías renovables y de bajo consumo, lo que hace que los estadios sean autosuficientes e incluso generen energía para otras instalaciones.

Los recintos se han sometido también a rigurosas pruebas de preparación técnica y operativa. Por un lado, ya se han organizado con éxito varios torneos a modo de prueba, como la Copa del Golfo Arábigo de 2019 y la Copa Mundial de Clubes de la FIFA de 2019, mientras se están realizando evaluaciones.

Seguridad

Ese proceso consiste, entre otras cosas, en certificar el cumplimiento, previo a la entrega, de normas estrictas incorporadas en los contratos, comprobar la preparación de los estadios celebrando partidos con distinto número de asistentes, y verificar que se han utilizado materiales adecuados para cumplir los criterios de sostenibilidad, que hay en vigor planes de salud y seguridad que se someten a prueba, y que las estructuras cumplen las normas de defensa civil.

Las autoridades esperan que todos los trabajos que aún no se han llevado a cabo o no se han completado sean acometidos a medida que se realizan las pruebas.

La contratación sigue en curso, y se centra principalmente en las etapas finales de la entrega.

Infraestructura

Los preparativos de Qatar para la Copa Mundial de la FIFA siguieron avanzando a pesar de los acontecimientos que marcaron el período objeto de examen.

Con ese fin, Ashghal siguió desarrollando la infraestructura básica de Qatar, es decir, autopistas, carreteras locales, edificios públicos e infraestructura para la prevención de inundaciones, así como el Sistema de Transporte Inteligente y el Programa de Embellecimiento del Entorno Público.

El organismo también construyó estaciones y cocheras de autobuses y zonas de aparcamiento disuasorio que complementarán al metro de Doha, y, en 2019, finalizó el proyecto piloto de “pavimento frío”, una iniciativa encaminada a reducir la radiación solar del asfalto mediante el uso de material criogénico.

Desde 2014, Ashghal ha completado 771 km de la nueva red de carreteras; 151 nudos de carreteras (de nueva construcción o rehabilitados); 200 puentes y pasos subterráneos; 853 km de caminos peatonales, carriles para bicicletas y caminos mixtos; un proyecto de 3.400 km de alcantarillado; 6.700 km de nuevas carreteras locales; y 5.100 km de proyectos de drenaje.

Copa Mundial de la FIFA

Ashghal tiene varios compromisos firmados para 2020, que ascienden a un total de QAR 32.800 millones en proyectos de carreteras e infraestructura y QAR 4.800 millones en proyectos de edificación.

A partir de 2014, el organismo renovó su capacidad de gestión de proyectos y racionalizó su proceso de contratación.

Además, ajustó su estrategia para asegurarse de que no se repitan las circunstancias vividas a mediados de 2017.

Para ello, estableció una relación de colaboración con otros organismos con el fin de animar a las empresas locales a convertirse en proveedores de materiales de construcción, y se puso en contacto con instituciones y el sector privado de mercados de importación anteriormente no explotados con miras a asegurar una corriente constante de importaciones de materiales de construcción.

El caso del alquitrán es un ejemplo de la búsqueda y el hallazgo de nuevos mercados de importación.

 

1

Publicidad
Mostrar más

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: