Industria

Pros y contras de la big data: competencia y privacidad

Un informe de la Casa Blanca hace referencia a los pros y contras de la big data, incluyendo su impacto en la competencia económica y la privacidad.Big data es un término general utilizado para describir la voluminosa cantidad de datos no estructurados y semiestructurados que crea una empresa: datos que llevarían demasiado tiempo y costarían demasiado dinero cargar en una base de datos relacional para su análisis. Ahora bien, las empresas buscan la computación en la nube en sus centros de datos para acceder a todos los datos. Al respecto, la compañía Lightwave Logic refiere que los límites inherentes de velocidad y ancho de banda de las soluciones tradicionales y el potencial de los dispositivos de polímeros orgánicos ofrecen una oportunidad para aumentar el ancho de banda, reducir costos, mejorar la velocidad de acceso y reducir el consumo de energía tanto a nivel del dispositivo como del sistema.A modo de ejemplo, el informe de la Casa Blanca indica que un minorista tradicional puede observar qué productos decidió comprar, mientras que los minoristas digitales observan lo que buscó, lo que le mostraron y lo que finalmente decidió comprar. Además, dado que los minoristas en línea controlan los resultados de búsqueda y el diseño del sitio para cada individuo por separado, pueden utilizar estos datos para personalizar su experiencia de una manera que los minoristas tradicionales nunca podrían hacerlo. 

Big data

Debido a esto, los datos de los usuarios pueden tener rendimientos crecientes en términos de escala y alcance, especialmente en escalas iniciales más pequeñas. El resultado es que los datos pueden servir como una barrera de entrada para nuevas empresas que reduce la competencia. Además, la flexibilidad del entorno digital facilita mucho el proceso de realización de experimentos al reducir considerablemente el costo y aumentar la escala a la que las empresas pueden realizar experimentos. Los datos recopilados de los experimentos pueden usarse para mejorar aún más la calidad del producto y la experiencia del usuario, pero también pueden usarse para fijar precios, manipular el comportamiento o aplicar estrategias de discriminación de precios que, en última instancia, llevan a que los consumidores estén en peor situación. Esta investigación plantea preguntas importantes sobre cómo se recopilan y utilizan los datos de los consumidores, cómo la tecnología puede perjudicar a los consumidores en algunos entornos y si esto sugiere un papel para la regulación.En relación con la discusión anterior sobre productos “gratuitos”, los usuarios a menudo pagan por los servicios con sus datos, ya que el “precio” es la pérdida asociada de privacidad sin compensación adicional.

 

Redacción Opportimes