Oportunidades de Negocio

Producción de leche en América del Norte subirá 1.6% en 2020: FAO

En América del Norte, la producción de leche se pronostica en 110 millones de toneladas en todo el año en curso, 1.6% más interanual, indicó la FAO.

En Estados Unidos, la producción de leche está aumentando, principalmente debido al aumento del número de rebaños lecheros y de la producción de leche.

Los márgenes de los productores se mantuvieron estables, ya que los productores recibieron pagos directos del gobierno federal bajo la asistencia de Covid-19.

El apoyo adicional también provino de la pujante demanda de importaciones de Asia y América Latina.

A pesar de una desaceleración en los meses anteriores, la producción de leche de Canadá puede permanecer estable.

Siempre según las previsiones de la FAO, en América Central y el Caribe es probable que la producción de leche alcance los 19 millones de toneladas, un aumento de 1.7% con respecto a 2019.

A pesar de la moderada demanda industrial y de los consumidores, la producción de leche aún puede aumentar en México, el mayor productor de leche de la región, con la ayuda de mejoras continuas en la genética del rebaño y la tecnología agrícola.

Sin embargo, sostener la expansión de la producción puede convertirse en un desafío si la demanda interna se mantiene moderada y la contribución de las pequeñas granjas disminuye a medida que aumentan los costos de los insumos.

Producción de leche

En América del Sur, la producción lechera se establece en 62 millones en 2020, ligeramente por debajo (-0.2%) año con año, con expansiones anticipadas en Argentina, Chile y Uruguay, y contracciones en Brasil y Colombia.

En Argentina, las buenas lluvias que estimularon los pastos y la fuerte demanda exterior llevaron a mejoras en las perspectivas de producción de leche.

La decisión del gobierno de permitir que los precios minoristas de la leche aumenten en un dos por ciento brindó un respiro a los agricultores, pero mantenerlo dependerá de la estabilidad de los costos laborales y de los insumos.

En Chile, las entregas mensuales de leche en 2020 están por encima de los niveles de 2018 y 2019, lo que indica una posible expansión de la producción. Uruguay también se benefició de un clima favorable, incluidas buenas lluvias.

Por el contrario, la sequía en algunas partes del país y la reducción de la demanda de leche pueden provocar una caída en la producción lechera de Brasil, a pesar de tener grandes explotaciones con alta producción lechera.

En Colombia, los precios desfavorables en la explotación agrícola son un desafío, pero el gobierno promueve el consumo y procesamiento de leche local junto con la expansión de las exportaciones.

 

Publicidad
Mostrar más
Botón volver arriba