América del NorteComercioEuropa

Primera ronda de negociaciones: TLC entre México y Reino Unido

México y Reino Unido programaron la primera ronda de negociaciones de un Tratado de Libre Comercio (TLC) bilateral para la semana que comienza el 11 de julio de 2022.

Los gobiernos de ambos países proyectan concluir el ciclo de negociaciones antes de que concluya el año en curso.

Con ese calendario trazado, Tatiana Clouthier, secretaria de Economía de México, y Anne-Marie Trevelyan, ministra de Comercio de Reino Unido, participaron en un evento en Londres, este viernes, para dar a conocer el inicio formal de negociaciones.

Clouthier anunció el nuevo TLC incluiría capítulos sobre el comercio de bienes, el comercio de servicios, la cooperación regulatoria, el comercio digital, la innovación, cuestiones de género y Pymes, entre otros.

Después de decir que el nuevo tratado permitiría una relación bilateral más fuerte, Trevelyan añadió: “Queremos ser los campeones del libre comercio”.

También el TLC entre México y Reino Unido incluiría regulaciones sobre flujos de inversión y apoyaría a las empresas de ambos países para acceder y hacer un mejor uso de las cadenas de suministro globales existentes y nuevas.

A partir del 1 de enero de 2021, como consecuencia del Brexit, Reino Unido perdió los beneficios de los acuerdos comerciales globales negociados por la Unión Europea en nombre de sus miembros.

Como consecuencia, en diciembre de 2020, México y Reino Unido acordaron mantener a partir del 1 de enero de 2021 las preferencias arancelarias con las que se han beneficiado en el marco del Tratado de Libre Comercio entre la Unión Europea y México (TLCUEM).

Primera ronda

Asimismo, en diciembre de 2020, el Reino Unido y México acordaron entablar negociaciones sobre un acuerdo comercial nuevo y personalizado dentro de un año de la entrada en vigor del Acuerdo de Continuidad Comercial (TCA) actual.

Por lo tanto, antes del 1 de junio de 2022. México es un socio clave para el Reino Unido y las negociaciones permitirán aprovechar los acuerdos comerciales existentes para acordar un acuerdo comercial bilateral más completo y eficaz.

El TCA existente comprometía al Reino Unido y México a iniciar negociaciones sobre un nuevo TLC a más tardar un año después de su entrada en vigor. El acuerdo aseguró que más de 97% de las líneas arancelarias sobre las exportaciones del Reino Unido permanecieran libres de impuestos.

Al entrar en negociaciones, el Reino Unido puede preservar estos beneficios y garantizar que mantiene un comercio libre de impuestos en las exportaciones, como vehículos y maquinaria, donde los aranceles NMF serían de otro modo de 20 por ciento.

Trevelyan y Clouthier dieron instrucciones a sus equipos para que celebren la primera ronda oficial de negociaciones en la Ciudad de México este julio y una segunda ronda en el otoño.

 

Redacción Opportimes

Publicidad
Mostrar más
Botón volver arriba