Mercados

Previsiones de la FAO para trigo, maíz y arroz

La producción mundial de cereales en 2021 ascendió a 2,796 millones de toneladas, 0.7% más que el año anterior, según las estimaciones más recientes de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

Hacia adelante, está previsto que la producción mundial de trigo sea de 775.4 millones de toneladas, 0.1% inferior de año a año.

La proyección para la producción mundial de cereales secundarios, que incluyen el maíz, la cebada y el sorgo, asciende a 1,501 millones de toneladas, 1.2% más que el año anterior.

También la FAO prevé que la producción mundial de arroz ascienda a un máximo sin precedentes en 2021, debido a la mejora del rendimiento y a un ligero aumento de la superficie en Asia.

Por lo que respecta a la producción mundial de cereales en 2022, la estimación preliminar de la FAO para la producción mundial de trigo apunta a un probable cuarto aumento anual consecutivo, hasta los 790 millones de toneladas.

Sin embargo, de acuerdo con la Organización Mundial de Comercio (OMC), la escalada del conflicto en Ucrania arroja cierta incertidumbre sobre los resultados finales de producción, dado que la perturbación de los servicios, los daños a las infraestructuras y los desplazamientos de población podrían impedir que los agricultores cultiven sus campos y recolecten y comercialicen sus cosechas.

FAO

Por lo que respecta a la producción de cereales secundarios, la recolección de las cosechas de 2022 comenzará en los próximos meses en los países del hemisferio sur, mientras que en los países al norte del Ecuador, todavía no ha comenzado la siembra.

En América del Sur, está previsto que la producción de maíz en Argentina y Brasil en 2022 se sitúe muy por encima de la media, en particular en el Brasil, donde está previsto que la producción de maíz alcance un nivel sin precedentes de 112 millones de toneladas.

Además, la FAO proyecta que la producción de maíz en África Meridional permanezca por encima de la media en 2022, gracias a condiciones climáticas favorables.

En lo que respecta a las semillas oleaginosas y los productos derivados en 2021/2022, las previsiones actuales apuntan a una contracción de la situación del mercado.

Si bien las repercusiones relacionadas con el clima en la producción mundial de soja y colza justificaron la escasez de semillas oleaginosas, la producción mundial de aceite de palma, inferior al potencial, se explicó en parte por la limitación de la mano de obra migrante debido a las restricciones relacionadas con la Covid-19, en particular en Malasia.

 

Redacción Opportimes

Publicidad
Mostrar más
Botón volver arriba