Jets Privados Jets Privados Toluca
Finanzas

El peso mexicano se aprecia 5.3% en enero; tendría presiones a partir de marzo

pleca

El peso cierra enero con una apreciación de 5.32% o 1 peso y 4 centavos, cotizando alrededor de 18.61 pesos por dólar, tocando un máximo de 19.6750 pesos y un mínimo de 18.3046 pesos por dólar, mostrando una volatilidad anualizada de 9.32%. El fortalecimiento del peso durante el primer mes del año se debe a la siguiente combinación de factores:

  1. El dólar estadounidense observó un debilitamiento frente a la mayoría de las divisas en el mercado cambiario, pues aunque se espera que la Fed continúe normalizando su política monetaria durante el año, también existe la expectativa de un crecimiento económico sostenido para las economías avanzadas, en particular para los países de la Eurozona y Japón, lo que podría generar presiones inflacionarias y a su vez permitir a sus Bancos Centrales adoptar posturas menos acomodaticias. Lo anterior, reduce la divergencia entre la postura monetaria de la Fed y las posturas del Banco Central Europeo y el Banco de Japón. Por su parte, aunque en Reino Unido las expectativas de crecimiento no son favorables, los riesgos inflacionarios que se han materializado con el Brexit pueden llevar al Banco de Inglaterra a subir nuevamente su tasa de interés durante el año, por lo que la libra también observó una recuperación al comienzo del año. En enero, la libra se apreció 5.02% hasta 1.4195 dólares por libra, el euro avanzó 3.37% a 1.2418 dólares por euro y el yen japonés se apreció 3.12% a 109.17 yenes por dólar.

Cabe agregar que el dólar también se debilitó temporalmente tras los comentarios del Secretario del Tesoro de Estados Unidos en Davos, quien dijo que un dólar débil es favorable para el comercio estadounidense.

  1. Se ha reducido la probabilidad de que Estados Unidos abandone el TLCAN. A pesar de que en las primeras semanas del año nuevamente se especuló sobre la posibilidad de que la administración de Trump abandone las negociaciones, durante la sexta ronda los comentarios de oficiales de los tres países que integran el tratado fueron optimistas, asegurando que seguirán trabajando para alcanzar un acuerdo en los temas más críticos como las reglas de origen y las legislaciones laborales. Cabe destacar que durante la sexta ronda, se observó una mayor confrontación entre Estados Unidos y Canadá, sin que surgieran comentarios negativos en contra de México o su equipo de negociadores.

A pesar de lo anterior, no se descarta que vuelva a haber especulación en contra del peso relacionada con el proceso de renegociación del TLCAN. Apenas concluida la sexta ronda, el Secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, dijo que la renegociación del TLCAN está lejos de completarse y que poco se ha avanzado en los temas difíciles, agregando que todavía es posible que Donald Trump opte por abandonar el acuerdo comercial a través de un aviso de salida de seis meses. Hoy se dio a conocer que los cancilleres de los tres países, Chrystia Freeland de Canadá, Rex Tillerson de Estados Unidos y Luis Videgaray de México, tendrán una reunión en Ciudad de México este viernes 2 de febrero, en donde se hablará principalmente del futuro de la renegociación del TLCAN.

  1. Los precios del petróleo continuaron recuperándose al comienzo del año, con el precio del WTI registrando un incremento de 7.18% durante el mes a 64.76 dólares por barril, tocando un máximo de 66.66 dólares por barril, nivel no visto desde diciembre de 2014. La recuperación en el precio del crudo está sustentada en la expectativa de una mayor demanda por el hidrocarburo a nivel global. Asimismo, los inventarios de petróleo en Estados Unidos continuaron descendiendo durante enero en 6.1 millones de barriles de acuerdo a información disponible hasta el día 26. Las divisas de países productores de materias primas fueron de las más apreciadas en enero, con la corona noruega registrando un avance de 6.40%, el real brasileño apreciándose 3.82%, mientras que el rand sudafricano se apreció 4.56 por ciento.

Como ya se mencionó anteriormente, no se puede descartar el riesgo de una depreciación del peso, en particular si se deteriora el lenguaje de cooperación en la séptima ronda de renegociación del TLCAN o si Donald Trump decide emitir un ultimátum de salida del tratado. Asimismo, aunque tiene un menor efecto sobre el tipo de cambio, el mercado seguirá de cerca la política monetaria de la Reserva Federal, pues en su primer comunicado del año indicó que sus expectativas garantizan incrementos graduales a la tasa de interés, haciendo altamente probable que la suba en 25 puntos base en la reunión del 21 de marzo.

Finalmente, a partir de marzo el tipo de cambio podría comenzar a enfrentar presiones al alza relacionadas con el proceso electoral en México. La depreciación del peso se podría acentuar en el segundo trimestre, durante las campañas que abarcan del 30 de marzo al 27 de junio. Las elecciones están programadas para el domingo 1 de julio.

Vale la pena mencionar que haciendo un análisis estadístico resalta que en las tres elecciones pasadas para presidente (2000, 2006 y 2012) el peso se depreció alrededor de 10% entre el punto más bajo del tipo de cambio en el primer trimestre y el tipo de cambio más alto en el segundo trimestre. En el año 2000 por ejemplo, el tipo de cambio se ubicaba en enero en 9.59 pesos por dólar y se apreció en el primer trimestre para terminar en 9.25 pesos, pasando por un mínimo de 9.15 pesos. Sin embargo, en el segundo trimestre el peso mostró depreciaciones hasta alcanzar un máximo de 10.13 pesos.

En el año 2006 el peso cotizaba en enero en 10.4498 pesos por dólar y terminó el primer trimestre en 10.87 pesos. En el segundo trimestre las depreciaciones se aceleraron y el tipo de cambio alcanzó un nivel máximo de 11.5195 pesos por dólar.

Finalmente, en el año 2012 el peso cotizó en enero en 13.04 pesos por dólar y terminó el trimestre cotizando en 12.81 pesos. En el segundo trimestre el tipo de cambio alcanzó un nivel máximo de 14.59 pesos por dólar y terminó junio con una apreciación cercana a 7% mensual.

En los tres casos, el peso se depreció más de un peso por las elecciones. Una vez pasados los comicios, en julio, el peso se apreció 4.86, 3.36 y 0.24% de manera mensual, respectivamente.

Cabe destacar que en estos años no existió otro factor relevante que causara los movimientos del tipo de cambio y este año la renegociación del TLCAN tiene el potencial, sobre todo durante el primer trimestre, de mover la cotización del dólar.

Durante enero, el euro alcanzó un mínimo de 1.1916 y un máximo de 1.2537 dólares por euro. Mientras tanto, el euro-peso alcanzó un mínimo de 22.6916 y un máximo de 23.6372 pesos por euro en las cotizaciones interbancarias a la venta.

A las 3:00 pm, las cotizaciones interbancarias a la venta se ubicaron en 18.6116 pesos por dólar, 1.4195 dólares por libra y en 1.2418 dólares por euro.

 

Gabriela Siller; PhD

Director de Análisis Económico-Financiero.

Banco BASE

Tags

Related Articles

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Content is protected !!
Close
Close
A %d blogueros les gusta esto: