Energía

Pemex podría cancelar contrato de etano con Braskem

El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que este miércoles que el gobierno de México analiza la posibilidad de poder cancelar un contrato de suministro de etano de Pemex a Braskem Idesa.

Ya los términos del contrato le han hecho perder a Pemex millones de dólares.

El acuerdo de suministro de etano contiene un pacto de rendimiento a largo plazo de entrega de volumen que requiere que Pemex TRI cumpla con una entrega de volumen de etano durante un período de seis meses con un promedio del 70% del volumen acordado en virtud del acuerdo de suministro de etano.

A partir de enero de 2019, las entregas de volumen de Pemex TRI bajo la prueba de rendimiento a largo plazo se mantuvieron cerca del umbral del 70 por ciento.

En el caso de que Pemex TRI no cumpla con la Prueba de rendimiento a largo plazo, además del impacto negativo directo en los volúmenes de producción del complejo de Braskem Idesa en México, puede dejar a ese consorcio incapaz de generar suficiente efectivo para pagar su endeudamiento con los acreedores bajo el financiamiento de Braskem Idesa, hacer que dichos acreedores aceleren este endeudamiento, y/o exigir a Braskem Idesa que ejerza una rescisión y una opción de venta contra Pemex TRI que obligaría a Pemex TRI a comprar ese complejo.

López Obrador acotó que el contrato se cancelará únicamente si la ley lo permite.

Braskem y costos

Debido a la falta del gas, Pemex se ha visto en la necesidad de importarlo para cumplir con el contrato que tiene con Braskem, filial de Odebrecht, y la mexicana Grupo Idesa, lo que le ha generado un costo de oportunidad de 100 millones de dólares anuales desde 2016, según cálculos de Reuters basados en cifras oficiales.

“Se está revisando si se puede cancelar el contrato, si legalmente es posible hacerlo, porque tenemos que actuar con legalidad”, dijo López Obrador en su habitual conferencia mañanera. “Hay una investigación sobre este tema”, aseguró.

El complejo petroquímico Etileno XXI, ubicado en el sureste de México, inició actividades en 2015 tras una inversión de 5,200 millones de dólares.

De cancelar el contrato, Pemex deberá comprarle al consorcio el complejo Etileno XXI, valuado actualmente en unos 1,200 millones de dólares, además de pagarle otros gastos, según un anexo del contrato visto por Reuters. El valor de la planta va depreciándose hasta la finalización del acuerdo en 2034.

 

pleca

Publicidad
Tags

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
error: Content is protected !!
Cerrar
Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: