Oportunidades de Negocio

Parques industriales de México se benefician con el nearshoring

Los parques industriales de México han incrementado su nivel de ocupación como resultado del nearshoring, observó la Secretaría de Hacienda.

Según el gobierno mexicano, la coyuntura sin precedentes en materia comercial impulsará la inversión privada hacia México debido al fenómeno de relocalización de operaciones hacia regiones cercanas al mercado objetivo (nearshoring).

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) estima que la ganancia potencial en el corto y mediano plazo de México por el nearshoring es de 35,000 millones de dólares, equivalente a 2.6% del PIB derivado de nuevas exportaciones de mercancías.

En línea con lo anterior, para 2022, el BID anunció una línea de crédito de 200 millones de dólares y 3 millones de dólares en recursos no rembolsables que se canalizarán a través de la banca de desarrollo, con el objetivo de financiar la relocalización de empresas, especialmente en el sureste de país.

Por su parte, el BID Invest, otorgará entre 1,800 y 2,800 millones de dólares adicionales de financiamiento privado a empresas que quieran localizarse en el Istmo de Tehuantepec.

Parques industriales

Ante este panorama, la Secretaría de Hacienda considera que México podrá consolidarse como un líder exportador, fortaleciéndose el empleo en los sectores manufactureros y logísticos del país.

Ya las oportunidades del nearshoring se están reflejando en 2022 a través del aumento de la demanda en parques industriales en 42% con respecto a la observada el año pasado y, la construcción de 4.7 millones de metros cuadrados en espacios industriales, el doble de lo realizado hace un año.

Además, la participación de algunas manufacturas mexicanas en las importaciones de Estados Unidos ha aumentado de 2019 a 2022, tales como como automóviles y camiones (2.8 puntos porcentuales), carrocerías y remolques (11.3 puntos porcentuales), estructuras metálicas y productos de herrería (4.6 puntos porcentuales), entre otros.

Perspectivas

Entre los factores externos, para 2023 se prevé que la producción industrial en Estados Unidos, siga favorecida por menores distorsiones en las cadenas globales de valor que limitaron su desempeño desde 2020, lo que apoyaría el reabastecimiento del nivel de inventarios y la mayor proveeduría de insumos y productos al resto del mundo.

También el fenómeno del regreso de procesos productivos a Estados Unidos desde otros lugares del mundo como Asia (reshoring) seguirá generando fuentes de empleo y producción en entidades vinculadas comercialmente con México.

En el caso de Texas, principal entidad socio comercial, generó 34,100 nuevos empleos manufactureros entre enero y julio de 2022, alrededor del triple de los empleos creados en el mismo periodo del año anterior, alcanzando en julio de 2022 su nivel más alto desde noviembre de 2008.

 

Redacción Opportimes

Publicidad
Mostrar más
Botón volver arriba