América del NorteComercio

Para todos es prioridad el TLCAN: Subsecretario de EEUU

Todas las contrapartes con las que Estados Unidos negocia acuerdos comerciales están esperando el cierre de la actualización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) para definir posiciones, afirmó Ted McKinney, subsecretario de Comercio y Asuntos Agrarios Extranjeros del Departamento de Agricultura estadounidense.

“Por necesidad, creo que primero debemos lograr el TLCAN. Yo diría que esto, justo al lado de China, con el tiempo en estas implementaciones arancelarias, es igualmente importante. Y si solo destaco el TLCAN para no disminuir la importancia de Japón o de cualquier otro país, es solo porque la mayoría de los otros países buscan ver cómo se arregla el TLCAN antes de que estén dispuestos a negociar”, dijo.

En enero de 2008, los tres países miembros del TLCAN completaron su programa de desgravación iniciado en 1994 al eliminar los aranceles sobre productos agrícolas de alta sensibilidad. México eliminó los aranceles sobre el maíz, el frijol y la leche en polvo provenientes de Estados Unidos y Canadá, al igual que sobre el azúcar proveniente de Estados Unidos.

Con prácticamente todos los aranceles desmantelados en el comercio trilateral, revertir esta desgravación no forma parte de la renegociación, pero sí lo cambios en las reglas de origen, así como otros temas de nueva generación, como el comercio electrónico, la anticorrupción y la transparencia.

En cambio, las distintas represalias aplicadas entre Estados Unidos y sus principales socios comerciales incluyen una amplia variedad de productos agroalimentarios.

Al reunirse con un grupo de la Oficina Agrícola de Michigan a finales de la semana pasada, McKinney consideró que Estados Unidos, México y Canadá son “buenos amigos”, pero comparó las luchas del TLCAN con una lucha entre hermanos.

“Creo que vamos a resolver el TLCAN de una forma u otra. Ahora creo que, idealmente, todos dirían: ‘Vamos a llevar esto los tres tomados de la mano’, cantando Kumbayá y yendo hacia adelante. También puede ser un enfoque en dos pasos, hacerlo con un país y luego el otro. Pero, si te estás preguntando si abrir o modernizar el TLCAN fue algo bueno o malo, te diré que, por ahora, es algo muy bueno”, añadió.

Destacó como aspectos relevantes que contendría el nuevo TLCAN a las normas biotecnológicas, sanitarias y fitosanitarias, al tiempo que expresó que su mayor preocupación con el TLCAN es Canadá, especialmente con respecto al sistema canadiense de precios de leche clase 7.

Varios miembros del Congreso de Minnesota han pedido al presidente Donald Trump que explore si los precios de Clase 7 violan las obligaciones de Canadá en la Organización Mundial de Comercio (OMC). En un discurso en abril de 2017, el presidente Trump prometió “defender” a los productores lecheros de Wisconsin.

La leche de clase 7 está compuesta de componentes de leche desnatada, incluidos concentrados de proteína de leche, leche desnatada y leche entera en polvo, caseína comestible, caseína de cuajo y diversos polvos derivados de productos lácteos.

En vigor desde 1994, el TLCAN contiene compromisos de liberalización comercial que establecen nuevas reglas y disciplinas para futuros TLC sobre temas importantes para Estados Unidos, incluida la protección de los derechos de propiedad intelectual, el comercio de servicios, los procedimientos de solución de controversias, la inversión, el trabajo y el medio ambiente.

Las disposiciones de apertura del mercado del TLCAN eliminaron gradualmente casi todas las barreras arancelarias y la mayoría de las barreras no arancelarias al comercio de mercancías.

 

pleca

Publicidad
Mostrar más

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: